A Javier Martínez

leon

 

Tengo un amigo estupendo, una persona comprometida y honesta.

Lo conozco desde hace poco, gracias al Psoe y sus suspensiones, sus refundaciones y sus nuevas militancias. Es uno de los doce malditos, no es Manolo Calleja.

Mi blog nos acercó, me conoce a través de lo que me lee y yo aprendo mucho a su lado. La Cum Laude nos presentó, Manolo hizo de maestro de ceremonias, hemos coincidido con otro leonés al que también le tengo aprecio. Somos un grupo de heterogéneos a los que les une la idea de otra Ceuta posible y la ilusión de cambiar el mundo, a pesar de haber cumplido los treinta. Algunos con algunos años más.

 Hoy siete familias en Ceuta serán más felices, gracias a él siete familias se sentirán en paz y agradecidas a la vida. Siete niños sonreirán y aprenderán a mirar el mundo desde otros prismas. Y él asumirá el compromiso, aunque no quiera que piense que él ha sido el instrumento.

Pero tiene toda la culpa y la responsabilidad de la felicidad de ellos.

 Así que esta noche permitidme que le de las gracias, porque gente como él, afortunadamente cada vez conozco más, me hacen creer que merece la pena y la alegría seguir luchando. Me hacen levantarme todos los días para ir a trabajar sabiendo que defiendo el pan y la alegría, mía y de los otros.

 Me hace sentirme hermosa y necesaria.

Gracias Javier por estar, y por cruzarte en el camino.

Anuncios

10 Responses to A Javier Martínez

  1. caberna dice:

    Preciosa la versión de Olga Román sobre “Esta boca es mía”, canción de tu adorado Sabina, al que yo admiro también profundamente. Y precioso el reconocimiento que haces de Javier Martinez, al que no tengo el gusto de conocer, pero el hecho de que sea amigo tuyo ya es una estupenda referencia para mí. Espero que me lo presentes algún día. Y es verdad aquello de que “por sus obras los conoceréis”, o sea que lo importante no es lo que decimos sino lo que hacemos. Y por lo que cuentas, este Javier vale su peso en oro.
    Y me alegro de que sigas
    “saliendo ahí, a defender el pan y la alegría”
    y que nos lo cuentes aquí cada día.

    Un beso.

  2. Javier Martínez dice:

    ¡No es eso, no es eso¡

    No me queda más remedio que asomarme a este balcón (me parece que por segunda vez), para darte las gracias por este “inmerecido” post ( se dice así?).
    Realmente el mérito está en personas como tú, que ponen esfuerzo, dedicación y ganas a cambio de nada, los demás sólo intentamos cumplir lo mejor que podemos y sabemos con nuestro trabajo.
    Ojalá que entre todos pudiéramos avanzar poco a poco para mejorar esta Ceuta que nos hace “sangrar” casi cada día, ojalá pudiéramos remar todos en la misma dirección, porque todos estamos en el mismo barco, empujar por el buen camino, aunque muchas veces da la impresión de que prefieren vernos condenados al ostracismo. Es una lástima que quienes tienen que marcar el rumbo parezcan esclavos de la servidumbre del cargo, siervos todavía de aquellos pérfidos edecanes que les recibieron entre festín y festín sembrando la semilla del odio con el único fin de refugiar su inoperancia, su permanente escaqueo, bajo el paraguas de los que mandan.
    Pese a todo, como dices, seguiremos intentando cada día, levantarnos desde las cenizas, renovar nuestro ánimo, seguir luchando para poder cruzarnos muchas veces con gente como tú.
    Gracias de corazón, África,. Sirvan al menos tus palabras para compensar los malos ratos y las incomprensiones del último año. Hemos hablado alguna vez de la importancia del “paradigma”, no vale decir que somos “socialistas” y de “izquierdas” y hacer lo contrario de lo que pensamos, y desde luego no es más justo quien aplica la ley a rajatabla que quien lo hace con la necesaria flexibilidad y sentido común.
    Déjame que termine con un desmentido, ojalá fuera un tipo estupendo, pero no lo soy. Como todos meto la pata, a veces con demasiada frecuencia, y como todos soy consciente de que no siempre me acompañan el fondo y la forma adecuados, pero no desespero, creo en el aprendizaje a lo largo de la vida y nunca es tarde para mejorar.

    Leo el comentario de Caberna (Carlos creo) y debo agradecer, también desde aquí, tus palabras. Me parece que estamos en la misma trinchera y será un placer tomar un café contigo, con África y demás amigos, cuando ando te pases por esta tierra, que amamos los de fuera y los de dentro.

  3. Veronique dice:

    Curiosamente, anoche, mientras cantaba una canción de Sabina con mis compañeros del CPR, me acordé de Javier y de otros muchos compañeros y compañeras.
    Realmente es una lástima “que ser valiente resulte tan caro, que ser cobarde merezca la pena”. Pese a todo, creo que -como decía Alicia tras la Asamblea Extraordinaria- los hados se han confabulado para que algún día -no nos precipitemos- salga un hermoso fruto de todas las semillas que gente como Javier está sembrando.

  4. adrolpa dice:

    Podrías parecerme mitómana si no conociera a Javier Martínez, un socialista coherente. Por lo fácil que resulta criticar, hablar bien de alguien desinteresadamente honra al que lo hace y en este caso te honra y ennoblece a tí.
    Salud.

  5. poeta dice:

    Esta entrada de Africa me sirve para hacer una de mis silenciosas apariciones. Os sigo con mucha frecuencia a todos y todas, y debo de decir que a veces con inusitado entusiasmo. Pero no siempre me atrevo a comentar o aparecer en vuestros temas de debate seguramente frenado por mi gran timidez. He de decir que representáis ese “atisbo” de verdadero socialismo tan necesario en esta ciudad. Porque ser socialista es una manera de ser, de pensar, de actuar… En el teatro de las irrealidades el mejor papel no es aquel que se improvisa sino el que se ejerce a través de las sensaciones que permanecen envueltos con la capa de los ideales. Sóis una brisa de aire fresco que,a pesar del intento de cerrar la ventana, se introduce una y otra vez. Juguetea con ese ventanal que se intentó cerrar y logra penetrar en la habitación de la conciencia esa bocanada de brisa que despeina y a la vez alegra. Hablar para mí de Javier Martínez, aún sin conocerlo, es hablar de llevar a la práctica lo justo, lo necesario. Quizás porque sea cercano a mis amistades, quizás porque oí historias de justicia donde reinaba la injusticia y sobre todo porque su mirada de lo real hace que exista otra realidad. Deducí que con tan sólo 3 “Javier Martínez” en Ceuta se podría eliminar una de las lacras que anulan el proceso de desarrollo del ser humano desde edades tempranas. Aprendí a admirarlo, siempre en silencio, siempre a través de la distancia. Evitando alargar este comentario, y con permiso de África, no puedo dejar de referirme a una de las mujeres que hacen que la luz ilumine toda una esfera de oscuridad. Conocí su valentía y su compromiso en unas Jornadas, igualmente, siempre admirada por mí en silencio y desde la lejanía.Pero todo ello no es óbice para seguir fielmente lo que hace y admirarla cada día más. Leer las conclusiones generales de su magistral Tésis sumergen a uno en las sensaciones de la riqueza de la diversidad y la multiculturalidad y el buen estilo de su interpretación y análisis. No sabemos lo que tenemos,¿verdad Doctora Rivera?. Gracias por hacer visible e importante lo que otros catalogan de prescindible. Y créeme has conseguido hacer de Ceuta una ciudad menos ignota y has acortado muchísimo ese largo camino por recorrer.
    Disculpas, África por haberme alargado tanto, gracias por hacer de vehículo de este mensaje. Seguiré abriendo la ventana cada día para que entre ese aire fresco, si me dejáis, claro……

  6. Veronique dice:

    Aunque esta entrada va dirigida a Javier y él es el protagonista de la misma, muchas gracias a “poeta” por sus comentarios.
    Siempre he pensado que las cosas ocurren por algún motivo que, tarde o temprano, logramos descubrir. Por eso creo que no es casualidad que el aire que entra a través de tu ventana logre despeinarte, estremecerte y hacerte sonreír, ya que esa brisa es el reflejo de la dedicación y el trabajo de Alicia, de Manolo, de Gonzalo, de Javier, de Moha, de Mª José… y de todos y todas los que creemos que otra Ceuta es posible, y que está ahí, delante de nosotros, luchando por abrirse camino. Tal vez todo sea tan sencillo y tan complejo como saber escucharla.
    Gracias, de nuevo, por tus amables palabras.

  7. Africa Puente Cristo dice:

    A mi me gustaría que “Poeta” el próximo día qUe coincidamos pues que nos salude y eso, vamos que me gustaría conocerte. Me gustan tus comentarios y puedes opinar en ésta tu casa cuanto quieras y extenderte cuanto quieras.

    Javier, muchas gracias por los halagos y por tu humildad, pero que el mértio es tuyo, en esta entrada. Yo hago lo que hago, Veronique lo suyo y todos intentamos cambiar la realidad, pero eso será motivo de otro post (creo que se dice así)

    Caberna, ya sabes que estoy deseando conocerte, en cuanto vengas a tu sur pues ya sabes.

    Adrolpa no sé quien eres pero muchas gracias.

  8. Veronique dice:

    Yo también tengo muchas ganas de conoceros. Me sumo a la quedada.

  9. poeta dice:

    Me encantaría, sería para mí como conocer a tus héroes de pequeñito…….pero sabéis, hay algo que me mata….y es la timidez, es superior a mí: la señora timidez, mi gran caballo de batalla!

  10. […] fruncido, me ha atendido en el pasillo y me ha dicho que no antes de que empezara a hablar…… Javier, que reconoce mi voz y se asoma con mirada cómplice por si necesito ayuda, entiendo sus ojos y mentalmente se lo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: