Sexo en Nueva York

octubre 1, 2011

Hace más de diez años un amigo especial, con el que cenaba una vez al mes y nos contábamos como nos iba la vida me habló de esta serie. Decía que me imaginaba en ese mundo con mis amigas elaborando y elucubrando mientras la ciudad y las circunstancias nos devoraban  a nosotras… Él la veía en un canal de pago y el titulo “Sexo en Nueva York»  no me seducía nada.

Tres o cuatro años más tarde una amiga me contaba las maravillas de un consolador que había promocionado esta serie..

Fue Maria, enganchada , quién se grabó todas las temporadas con todos sus capítulos y se la presentó a Mercedes, que al poco  tiempo vivía, dormía y soñaba con la serie que comentaban en nuestras reuniones semanales.

Mi hijo me habló de ella, y yo sin conocerla le dije que no tenía nada en común con neoyorquinas de treintaitantos, que se gastan una pasta en zapatos y no tenían tripa.

Tuvo que venir mi tele nueva, mis ganas de arrinconarme en el sofá para asomarme a la serie.

Y pasando por alto los manolos, el sexo fácil de algunas, las mojigaterías de otras,.la facilidad de escribir de la protagonista  algo me contagió las ganas de verla…

El capitulo donde se aborda la maternidad, la realidad de abortar o no, me llenó de empatía  femenina, por no hablar del descubrimiento de una de ellas de un cáncer de mama y las sesiones de quimioterapia, pasando por pérdida de pelo y  el dolor mucho,  dolor…. Aquello era sororidad, neoyorquina, pero sororidad al fin y al cabo…

Empecé a verla como me gusta ver el mundo, con ojos nuevos. Las tribulaciones del amor, sus complicaciones y sus demonios, sus bendiciones, sus contradicciones y sus alegrías… Y ellas allí apoyándose en cualquier circunstancia., mujeres luchando por su lugar y por su derecho a andar libres. Como ocurre en cualquier lugar de la tierra.

Eso pasaba en la Gran Manzana pero estoy segura  y sé que también pasa en la ciudad de los contrastes.

 

 

 

 

 

 


Ellas no lo saben

marzo 8, 2011

Desde que salí del hospital los laberintos políticos no me importan, no sé si es porque anduve en coma viajando por desiertos rojos, o porque con una mascarilla de oxigeno aprendes muchas cosas.

Así que este día que siempre he hablado del pan y las rosas, que he reivindicado nuestro espacio, que he hecho discursos sentidos y auténticos sobre el papel de la mujer y sobre lo mucho que nos queda por hacer , no tenía demasiadas ganas de hacer nada.

Tampoco deseaba ir a ningún acto político , las palabras a fuerza de oírlas repetidas en la boca de los políticos y políticas de cualquier ideología suenan vacías, al igual que ocurre con  algunas asociaciones de mujeres  que usan un  panfleto tan  manido y remanido sobre la igualdad que ya de tanto usar “malamente” huele a rancio.

Lo de los premios me supera: hay tantos premios, tantas premiadas, tantos dineros en catering y recatering, en plena crisis, donde las señoras lucen peinados y vestidos nuevos demostrando su compromiso feminista con el poder de turno que me siento una extraña en mi propia ciudad.

Pero hoy, la casualidad, el azar o la mano de Lilith  ha hecho que Dimple me llamara para que la acompañase con el grupo de ongs europeas que colaboran con Digmun al paso del Biutz, y lo he hecho.

El levante soplaba con toda la fuerza que sopla en el sur y con la alerta amarilla que tenemos, las mujeres cargadas como mulas del siglo pasado guardaban cola con pasividad resignada, el camino estrecho, duro, difícil nos mostraba mujeres con caras arrugadas y envejecidas, de edades  irreales.

Algunos de los voluntarios europeos lloraron, yo empecé a notar que el alma se  me llenaba de desconsuelo otra vez, que no había derecho, que las fronteras son terribles si eres pobre y quieres “buscarte la vida”, que no tienen  piedad con las mujeres.

Un policía amable me explicaba que hoy el día estaba tranquilo. Le sonreí “ Es ocho de marzo”, él me contestó “Es verdad el día de la mujer, también es el día de ellas”

“Sí” me apresuré a decirle” también es su día pero ellas no lo saben”

 

 


«Que el soneto nos tome por sorpresa»

febrero 19, 2011

 

Así sin darme cuenta ha vuelto a asaltarme la belleza.

En forma de soneto, con acordes del siglo de oro, con el regusto a la comedia nueva, con capas y espadas, corrales, caballos… amor…

 

Absolutamente bello.

 

Estallandome en el alma y repartiendose por la piel…

 


«…y comieron perdices.»

diciembre 16, 2010

 

Cuando su padre se casó con aquella señora viuda con dos hijas feas y malvadas la vida de Cenicienta cambió, la convirtieron en la chacha de su propia casa, vestidita con harapos y trabajando gratis para todas. Era una niña cuando murió su padre y fue explotada vilmente por su familia politica.

Nunca se quejaba, era buena y hacendosa,  no se  le pasó por la cabeza rebelarse.

Su sumisión le sirvió que un hada apareciera y le regalara un vestido de diseño junto a  unos zapatos de cristal, porque el príncipe heredero quería elegir a la mujer más hermosa del reino, y todas las doncellas ( mujeres vírgenes ) estaban invitadas.

 

Su belleza y sumisión eran tan brillantes que el príncipe se enamoró de ella a los cinco minutos , pero nuestra pobre Cenicienta tenía los ratos de felicidad contados y antes de la medianoche tenía que desaparecer… en su carrera perdió un zapato, pequeño, minúsculo que sirvió para que el príncipe la encontrara.

 

…y comieron perdices…

 

Blancanieves también era huérfana de madre, su padre se casó con una mujer malvada y bellísima, que viendo la adolescencia de su hijastra y la decadencia propia empezó a sentir celos.

Decidió quitarla de en medio y le pidió a un vasallo que la matase en el bosque, el hombre que era piadoso y sobretodo pusilánime decidió que mejor que se la comieran los lobos a matarla él y la abandonó. Menos mal que ella encontró la casa de siete mineros enanos que la recibieron con alegría sabiendo que ya no tendrían que ocuparse de las tareas del hogar. Sus días de felicidad andaban contados porque la mala bruja ( su madrastra)  la engañó y la envenenó con una manzana ( que manía de convertir a las manzanas en problemas para las mujeres)

 

Sumida en un ataque de catalepsia los enanos la pusieron en el bosque y un príncipe apareció por allí que loco por la belleza de la mujer muerta decidió montarla en su caballo y el traqueteo de éste  la devolvió a la vida.

 

…y comieron perdices.

 

Aurora tuvo un padre y una madre que la adoraban, pero un hada que la maldijo con que a los dieciséis años se pincharía hilando, perdiendo la conciencia: Sus padres, reyes ellos prohibieron las ruecas en el reino  pero la nena tuvo curiosidad ante una que vió  y se sumió en un sueño profundo…. Hasta que un príncipe que pasaba por allí enloqueció con la belleza de aquella bella durmiente la beso y la despertó

 

…y comieron perdices

 

Con todos mis respetos a Perrault y a los Grims, que contaban cuentos de hadas hermosísimos en aquel siglo diecisiete, la idea que trasmiten estos tres, y otros muchos es que lo importante es que seas hermosa y obediente, pero sobre todo pasiva que seguro que aparece un príncipe y te salva.

 

Como literatura está bien, como referentes me parece una barbaridad.

Un grupo de docentes han decidido eliminarlos de las aulas, que no de las bibliotecas y otro grupo de reaccionarios se han echado las manos a la cabeza como si se tratara de una afrenta  a la tradición literaria.

 

A mi me gustaría saber si estos señores que tanto se escandalizan  de estas decisiones han leído los originales de sus propios autores. No fueron cuentos escritos para niños ni niñas, eran fantasías para adultos en el barroco centroeuropeo

 

…. Y a  todo el mundo no nos gustan las perdices.

 

 

 

 


Enredadas

diciembre 15, 2010

 

 

Han nacido casi a la vez, en el mismo día de Santa Lucía, que ilumina todo. Como un regalo para la red ceutí, dejando testimonio que hay mujeres que pedimos la palabra y nos gusta hacernos visible.

El primero, aunque nació después,  habla del dariya , el árabe ceuti, sé que a Farid no le agrada que lo llame así, pero a mi el sustantivo dariya me gusta demasiado: suena suave, pequeño, con sus vocales abiertas, su consonante dental y la «y «griega ( me niego a llamarla ye) palatal tenue, me gusta el sonido y lo que significa…. Detrás de este blog hay un partido, no es el mío, pero en él trabajan hombres y mujeres a los que quiero y me une la idea de que otra Ceuta es posible.

En su primera entrada se nota, se siente la pluma de una mujer, y si no es la pluma al menos la Udece es un partido femenino.

Sus siglas lo afirman.

El segundo blog: Rara avis, es de Fatima Hamed, que entra con toda la fuerza del mundo definiéndose como rara, afortunadamente lo es, como todos y todas que no hacemos caso de la manada.

Fátima es una mujer inteligente, hermosa, preparada, con grandes dosis de sensatez y que Dios, la Vida o la casualidad le regaló la sencillez y la cercanía (palabras de Carmen) que es algo que no se aprende pero hace que una política pueda llegar a donde quiera. Se cree lo que dice y lo practica.

A mi me ha confirmado que se puede ser feminista con yijab, que el Islam apoyaba a las mujeres sabias y que hay tantas ceutíes distintas como las piedras de Calamocarro que juntas hacen una hermosa playa.

Yo desde aquí os animo a leerlas.

La personas que hay detrás merecen la pena, así que sus blogs serán unos espejos hermosos donde podreís ver la otra realidad de Ceuta.

http://www.youtube.com/watch?v=3x0zZE9aY2Q

 


Divas

diciembre 3, 2010

 

Pueblan todos los espacios, su luz y su glamour se proyectan más allá de ellas haciendo que una corte de seres anónimos las venere…

Algunas elaboran tesis valientes sobre el uso de un habla en una ciudad pequeña, dulce y marinera. Otras pespuntean carnaval a la amiga que le falta tiempo y ganas, mientras laboran en casa y en la calle.

Las hay que su luz es tan intensa que prefieren colorear de gris el pelo, para no deslumbrar tanto, tejen redes de números en excell, pintan acuarelas y acaban una sociología mientras el tiempo le regala ser abuela.

Aquella que enseña a los niños habilidades sociales, mientras combate como loca por la niñez feliz de su nieta, y le sobra tiempo para hacer revoluciones. A la a que parece cobijarse a su sombra mientras regala de ternura a los que encuentra…

La que hace feliz a tu amigo, y a ti, llenando de alegrías el espacio que toca, enseñándonos a mirar esta bendita ciudad con otros ojos, otras manos, otras palabras…

La brava, un huracán humano que rompe los cimientos de lo cómodo y reparte ropa y medicinas…

Las que escriben, cantan, las que buscan la noticia haciendo girar la palabra hacia la idea, las que hacen política con luz y  con taquígrafos, las que andan en la sombra que ellas vuelven luminosas. Las que limpian los recodos de las oficinas con la sonrisa y el consejo siempre a mano.

Y aquellas que amamantan a su bebé en plena calle…regalándonos el milagro de la vida.

Son diosas de lo cotidiano, luciérnagas activas, fuerte, grandes, llenas , plenas, con tanta luz que no se dan cuenta que deslumbran, que no hay paso que den que no haya alfombra roja que busque sus huellas…

 

Luego están las otras: las que piensan que ser divas es una pose y no un compromiso eterno. Las que buscan desesperadamente el aplauso y la alfombra , las que pierden el tiempo sacándole brillo a sus plumas de oropel …. que cualquier chaparrón destiñe.

Pero eso es otra historia…

 


Blogueras

noviembre 27, 2010

 

 

Hacía tiempo que no me brillaban los ojos, como dice la Cum Laude.

Oir hablar a Montserrat Boix en mi ciudad era un lujo que tenía a mi alcance. Llevo leyendo a Mujeres en red desde hace más de once años. Su lucha por la Ley integral contra la violencia que negó el PP cuando andaba en el Gobierno, el derecho al aborto, los femicidios en Juárez, los miles de testimonios de mujeres que ellas hacían visibles…

Me he nutrido, he aprendido y aprendo  de esas primeras mujeres que escribían, escriben en una lengua inclusiva en el ciber espacio que andaban y andan comprometidas con sus palabras, coherentes con sus actos, honestas con su discurso.

Y allí estaba ella, explicándonos la obligación de comunicar como mujeres, el compromiso de hacernos visible, la creación de blogs…la generosidad de la red…

Descargas eléctricas de adrenalina me subían desde el corazón a la cabeza: pregunté, planteé, me hice visible, creo que convencí al auditorio de que se puede llegar muy lejos si una escribe y se cree lo que escribe. ..

Volvía renacer de la desidia del dolor… Hubo momentos mágicos en la conferencia, hubo sistemas binarios que explotaban en miles de colores, hubo sororidad, interactuaciones, enlaces, etiquetas, entradas, blogosfera feminista luciendo el violeta más luminoso…

Fuimos cómplices, las iguales se reconocen siempre a pesar de las circunstancias de cada una.

Y además yo fui feliz.


25 de noviembre

noviembre 25, 2010

“Ni una victima más

a la que llevarle flores”

Mañana , esta noche es 25 de noviembre, es un día triste donde las mayoría de asociaciones feministas hacemos visible la violencia de género.

No es un día para llenar de actos vacíos de contenido, sino para llorar por la víctimas reconocidas, más de sesenta y las anónimas que han muerto poco a poco o se han dejado morir, o aquellas que se suicidan día a día.

 

Me parece una barbaridad celebrar un día tan  terrible , creo que quienes no luchan contra la violencia en la intimidad de su asociación  o de su despacho  no tienen derecho a manifestarse ni a lucir tarjetas rojas, mi lazos violetas.

 

Trabajar contra la violencia es muy duro, es día a día y te dejas jirones de alma en el camino.

 

En mi ciudad solo hay una casa de acogida, que es la misma de emergencias, en mi ciudad el 80% de las denuncias se retiran, en mi ciudad la violencia económica es terrible, en mi ciudad hay mujeres que no saben  que tienen derechos….

 

Mi ciudad es la frontera de dos mundos diferentes, aquí la violencia es una enredadera con tallos demasiado largos.

 

Mañana, hoy 25 a las 18,30 las mujeres de Digmun llevaremos flores a las muertas por el machismo en la Plaza de la Constitución, tal vez no nos acompañen las instituciones ni las fuerzas vivas, pero andarán las mujeres de nuestros talleres, mujeres que están aprendiendo a romper el ciclo de la violencia.

 

Nuestro trabajo no es de un sólo día, es la lucha cotidiana, buscar pisos, recursos, leche , pañales, educación… nuestro trabajo no puede resumirse en un día, no es el 25 de noviembre y el 8 de marzo, son todos los días del calendario.

 

Pero desde aquí, desde este humilde blog, provinciano y subjetivo os pido que nos acompañéis y así sintamos que no estamos solas.

 

 

 


Rapada

noviembre 9, 2010

Se ha afeitado la cabeza.

La mujeres nos afeitamos la cabeza o nos cortamos el pelo cuando queremos que nos tomen en serio como personas mujeres  y no como hembras sexuales .

Recuerdo a Juana de Arco, con esa melena rubia, divina, cortada a jirones para que sus compañeros de batallas franceses, se la tomaran en serio, recuerdo a la teniente O`neil haciendo lo mismo. Y a la dulce Jo de Mujercitas vendiendo su pelo para pagar el viaje de su madre… Cortarse el pelo era un sacrificio. Renunciar a a feminidad.

 

Los hombres también nos afeitan la cabeza para mostrar su superioridad y humillarnos: a las brujas antes de entrar en la hoguera, en los campos de exterminio nazis, en la dictadura represión que las hacían pasear por las plazas  peladas a rape y con el aceite de ricino en las entrañas…

 

El pelo de la mujer ha sido siempre una moneda de cambio para los hombres, lo han utilizado tapándolonoslo obligándonos a recogerlo, convirtiéndolo en fetiche sexual….

 

Cuando una mujer se afeita la cabeza, teniendo un pelo largo y brillante hasta la cintura está renunciando a muchas cosas, está diciéndonos algo, está revindicando su espacio de libertad y respeto.

 

Me da mucha pena, una profunda y atroz pena


Digmun necesita un local.

noviembre 7, 2010

 

 

Trabajamos en veinte metros cuadrados. Allí de lunes a viernes, mañanas y tardes se atiende a más de treinta mujeres diarias,: algunas piden ropa, leche maternizada, médicos, educación… en nuestros talleres de español hay más de cien mujeres que estudian gracias a las subvenciones y al Instituto Puertas del Campo que nos cede sus aulas.

La escuela de idioma nos deja también un aula por la mañana para que los niños, que andan aún en tierra de nadie, puedan aprender a leer y empezar a socializarse en lo más parecido a un colegio.

En la sede, de veinte metros, se recepciona toda la información, se almacena la ropa y los juguetes, los medicamentos, el material escolar que la gente de mi tierra dona;  y se reparte intentando ser lo más justas posible. Oímos en un espacio pequeño los dolores del maltrato o el olvido mientras la sede se llena de gente esperando,  solicitando otras ayudas…

 

Somos cinco trabajadoras en plantilla: tres en los talleres, una en la cárcel y yo en la oficina. Dos cedidos por el plan de empleo, cuatro que prestan servicios a la comunidad, dos en prácticas de integración ,diez voluntarias fijas más otras discontinuas … Hay días que no puedes moverte en esos veinte metros cuadrados porque la ropa y la gente se va amontonando, no puedes atender el teléfono, ni preparar una justificación… hay días que se te van las horas oyendo llorar a las mujeres…

Necesitamos un lugar, un sitio, una estancia más grande para trabajar. Un lugar donde las mujer que acuda pueda hablar sin estar rodeada de otras que esperan ser atendidas, una habitación donde de vez en cuando pueda encerrarme y sacar el papeleo que exige cualquier ong…

Se lo dijimos a Vivas y no nos ha contestado, se lo pedimos al asesor del Delegado del Gobierno, el señor Carracao  y no nos ha contestado, lo hemos pedido a Asuntos Sociales y a la Consejera de la Mujer y tampoco ha contestado aún…

El estudio del Cam (el Centro asesor de la mujer de Ceuta)  nos puso como la primera ong que más trabaja por las mujeres, muchas veces nos vienen derivadas de allí y de Asuntos Sociales.

No podemos pagar un local grande, pero la Ciudad sí, hay locales cerrados, hay locales mal utilizados, poco utilizados, olvidados en la desidia que caracteriza a algunas organizaciones en mi ciudad…

Desde este espacio, mío, libre pido justicia, solidaridad y talento. Que nos cedan  un local más grande. Las alas, la imaginación,  las ideas y el trabajo es cosa nuestra.