El Ministro Wert

 

 

 

No lo conocía, ni  me importaba demasiado no conocerlo. La resistencia consiste muchas veces en no dejarse llevar, en no oír, en no saber… días, meses, de casa al trabajo y del trabajo a casa intentando no dejarse influir por nada más que no sea radios queridas, el Intermedio,  algunos programas de la tele local, periódicos afines… pero poco, lo justo para que no duela.

No lo conocía pero ayer habló de mi ciudad, y nos dio en toda la boca. Y en alma, que es donde nos duele a los ceutíes, a los de misa, los de suras, a los que van a la sinagoga o los que creen en Confucio o Buda, incluso a los que no creen, el Ministro nos dió en toda la boca, la del estomago, la de las entrañas… y volvió a señalarnos como distintos y discapacitados en una España plana y perfecta.

No dije nada, asumí el dolor, la indignación junto a Geógrafo,la Cum laude, Germinal y tantos otros… , pensé que el mundo español popular ignora el apéndice africano de este minúsculo lugar y guardé silencio. No por temor sino por abulia, por esa abulia que el entramado político ha tejido en mis neuronas.

Pero esta mañana lo oía en la Ser, se burlaba de la Educación parala Ciudadanía, nos contaba las barbaridades que esa asignatura impartía en unos colegios laicos y liberales. Y ponía ejemplos que me erizaban la piel del entendimiento…. La primera clase que oía de él me hacía querer no volver a asistir a ninguna más.

Me dolió.

Después oí  que el Ministro de Justicia  quiere quitar al aborto los plazos, que volveremos a abortar con una locura certificada bajo talón y clínica privada.

Ya no hay plazos.

Con la tristeza teñida en las pestañas salía la calle. Los trabajadores del Ayuntamiento se manifestaban en la puerta.

4 respuestas a El Ministro Wert

  1. bea dice:

    esto no ha hecho mas que empezar, nos espera una larga travesia en el desierto. por lo menos que este tiempo sirva para curar las heridas y retomar nuestro proyecto con mas ganas y toda la conviccion

  2. caberna dice:

    Comparto lo que dices y más allá. Comparto tus sentimientos. Hago, en buena medida, casi lo mismo que tú: Procurar que no duela, evadirme, esperar. Y echarle mucho humor (más bien cachondeo) para poder tragar con más suavidad todo lo que nos queda.
    Un beso.

  3. Jorge dice:

    Aunque me parece demasiado moderado, leyendo estas opiniones, seguro que no lo hara mal del todo.

  4. Santiago dice:

    ¿Qué se puede esperar de esta gente?, si lo que quisieran es que todavía tuvieran los estudiantes la triste asignatura de formación de l espíritu nacional.
    Un saludo.Africa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: