Paseando a Miss Fernández

En estos días extraños de vacaciones, extraños porque me falta mi padre y vivo entre el luto de no tenerlo y la certeza de que  el tiempo que estuvimos juntos nos llenó a los dos sin que yo sienta que quedase nada pendiente:

Nos dijimos muchas veces que nos queríamos,  que nos aceptabámos  nuestras debilidades,  que disfrutábamos del sentido del humor del otro,  que admirábamos nuestros dones,… nos divertía  reírnos de nuestras limitaciones y nos tomábamos en serio lo justo para vivir sin amarguras a pesar de la edad, los dolores, las ausencias…

Extraños  porque me paso las mañanas arreglando papeles, donde el  nombre de mi padre flota en el aire, en los impresos que relleno casi con indiferencia, en los números de la seguridad social y de tantos sitios afines…

Pues en estos días aún  saco tiempo para charlar con amigas, salir con amigos antiguos, romper el ayuno con mi gente musulmana  y pasear a Miss Fernández.

Miss Fernández es mi madre, que al fin y al cabo es la viuda de mi padre, que anduvo cincuenta y nueve años casada con él y que tiene que sentir su ausencia más que nadie.

Compartimos además de una impronta física, recuerdos desde la gestación, crianzas mía y de mi hijo, la dolorosa realidad de haber perdido a dos de nuestros hombres. Bueno, ella como ha vivido más ha dejado a más hombres y mujeres que yo en el camino.

En los paseos, que ella  me rehúsa a diario y yo la  animo con la promesa del café con churros del después aprendo a mirar el tiempo sin usura, a regalar paciencia, tolerancia y ternura que ella  me devuelve  siempre triplicadas.

Sus palabras llenan las horas, mi madre,  como yo, es una mujer de silencios, de mirar, escuchar… hablar bajito y poco. Llenita de dulzura,  de generosidad me mira y me regala su amor.  Y yo me hago pequeña.

Me gusta pasear a Mis Fernández.

 

 

 

 

 

 

4 respuestas a Paseando a Miss Fernández

  1. caberna dice:

    Preciosa entrega la tuya y ésta (también tuya). Un beso.

  2. Pasee usted y mantenga esa promesa “endulzada de churros”,todo el tiempo que pueda y más allá,una tambien lo hace con “La Bella Sara”,o al menos lo intenta.
    Un cordial saludo.

    Gudea de Lagash

  3. Cuanto me ha gustado tu sentir por el cariño de tus padres, no esperaba menos, es maravilloso el inmenso cariño que sientes por ellos, pero ahora tu madre debe salir adelante y vivir un poco la vida.

  4. Alicia Cordente dice:

    Que bellas tus palabras Alicia, no conozco a tu madre pero estoy segura de que es una gran mujer…tiene que serlo para haber criado a una persona tan especial, sensible y tierna como tu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: