Lengua Materna

Amo las palabras, desde que tengo uso de razón las palabras han dado sentido a todo lo que me ha rodea y han llenado de matices mi manera de vivir y de pensar. Me gusta soñar en castellano, y sé que pienso en castellano.

Aprendí a andar, a reir, llorar y amar con las palabras de los adultos que me acompañaban, luego ellas se reprodujeron en mi y formaron un calidoscopio pleno que día a día cambia y se renueva.

Las palabras son mágicas: curan heridas, expresan amor, dan consuelo y enseñan. Las palabras sirven para rezar y hacer conjuros, las palabras nos elijen y nos distiguen de los animales.
Me gustan las palabras de mi idioma, pòrque nací con él, con su lengua cotidiana del barrio, de la tele y de la escuela. Me siento orgullosa que Cervantes, Quevedo, García Márquez y yo compartamos la misma herramienta. Adoro el idioma y la capacidad de los seres humanos de comunicarse en cualquier lengua, con los sonidos, las letras o las manos.
Me entusiama la capacidad de intercambiar información mediante signos.

La primera vez que leí a Saussurer, fue una revelación, alguien se le había ocurrido medir y estructurar la expresión de los sentimientos, de los pensamientos, de la Lengua. Era un intento perfecto de convertir lo abstracto en concreto quizás para poder entender. Medir para analizar, el concepto de lengua bajo un prisma empírico.

Los seres humanos empezamos a hablar y eso nos hace distintos. Establecemos la comunicación y cuanto más evolucionados más palabras, más polisemias, más matices. Quizás sea la Lengua lo que nos hace humanos. Y la primera Lengua es la que nos va a condicionar el resto de nuestra vida.

Mañana es el día de la Lengua Materna. Sé que la UDCE leerá un manifiesto, sé lo que mucha gente piensa sobre eso, lo difícil que es hacer entender a una población que la Lengua en la que aprendiste las primeras palabras es la Lengua que te acompañará toda la vida en la definición de tus sentimientos.
Hoy he oído que perdemos espacios: los blancos, los católicos, los catellanos hablantes perdemos espacio ante una Lengua que habla el cincuenta por ciento de Ceuta. Una Lengua que ha acunado a bebés y que seguramente las frases de amor se pensarán en ella. Perdemos un espacio que ha conquistado los terribles anglicismos yanquis y lo dequeismos sudamericanos de los culebrones.

Mañana tambien es el día del español, mi Lengua materna, y del árabe ceutí ,la Lengua Materna la mitad de los que viven en mi tierra.
Mañana debemos celebrar la capacidad de los seres humanos de utilizar el lenguaje y creer que éste será siempre puente de dialogo y entendimiento.

Es la capacidad de comunicarnos lo que nos hace humanos.

(Es una entrada de hace dos años que siempre me ha gustado)

Una respuesta a Lengua Materna

  1. Milano dice:

    …es verdad, los primeros sonidos, los de la madre que amamanta al bebé. Esos no pueden perderse. Un beso, guapetona. Me encanta verte tan bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: