Terapias

 

Me he apuntado a terapia para dejar de fumar. Hay unas listas de esperas tremendas para que te admitan, pero en mi caso el neumólogo me enchufo y directamente con el grupo .

 

Hace mas de un mes que dejé de fumar, pero mi médica de cabecera, una señora seria con bastante mala uva cree que debo ir puesto  que recaeré, “ya que mi dependencia al tabaco es muy grande” yo intento explicarle que es mucho más grande mi dependencia hacia la vida. Ella no confía en mi, tiene cara de no confiar en nadie, ni siquiera en ella.

 

Así que me vi en un circulo humano, con un médico exfumador conduciéndonos sobre los males del tabaco, presentándonos  ante una docena de desconocidos nuestra experiencia con él, nuestra  relación amor odio, las veces que nos hemos planteado dejarlo y las veces que nos ha ganado la batalla.

 

Nos miden la toxicidad que tenemos en el aire, en nuestro aire, nos pesan, nos presentamos como en los talleres de autoestima y empoderamiento, hacemos bromas, unos son groseramente sinceros, otros tímidos, algunos les duele hablar… todos y todas tenemos  miedo a morir, todos y todas les hemos visto las orejas al lobo en menor o mayor medida.

 

“Hoy no fumo” es la frase que debemos repetir al levantarnos y yo recuerdo en las películas los diez pasos de alcohólicos anónimos.

 

Nos mandan deberes para casa.

 

 

Anuncios

2 Responses to Terapias

  1. adrolpa dice:

    LLevo 23 años sin fumar, la edad de mi hija pequeña, me costó lo indecible, pero lo conseguí; “a pelo”.No no me considero ni mejor ni peor que los que fracasan en el intento, pero yo lo conseguí, y pienso que si yo lo hice lo puede hacer cualquiera. Tu autoestima sube como la espuma, luchando claro. Todavía fumo en sueños, el inconsciente sigue su ritmo y como los alcohólicos sé que el primer cigarrillo que me fume irá acompañado de los cincuenta siguientes que me fumaba. Pero sigo la consigna y me digo: hoy he resistido y no he fumado, mañana quién sabe…Así llevo veintitantos años y después de la experiencia de perder a seres muy queridos por el tabaco, creo que no recaeré, espero…
    Ponte metas cortas y piensa lo maravillosa que es la vida y sobre todo por el enorme privilegio de poder elegir; la salud o el seudoplacer. Tu que afortunadamente puedes, elige…Otros no han podido.
    Perdona, pero parezo un predicador que quiere salvar tu alma, pero el tema me afecta bastante y soy un antitabaquista acérrimo, que me perdonen los fumadores.

  2. caberna dice:

    Mucho ánimo en tu guerra particular contra el tabaco.
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: