“Nada”

Andrea nos cuenta en “Nada”, una novela  de Carmen Laforet que me impresionó y me angustió bastante hace años, que hay gente que vive y otras que se limitan a mirar la vida. Meros espectadores de lo que ocurre a su alrededor sin ganas de intervenir ni de cambiar absolutamente nada. Quizás por ello la sensación de ansiedad les va habitando el alma sin que puedan cambiar ninguna cosa.

Afortunadamente soy de las que miran poco y hacen lo que pueden, me gusta ver, participar, cambiar y trabajar por lo que creo, algunas veces me equivocaré y otras daré en el clavo, nunca supe nadar y guardar la ropa, ni tengo interés en aprenderlo. Lo importante siempre, siempre será nadar…

Pero en estos días donde las horas se me llenan de trabajos, y el tiempo pasa deprisa por mí, en mi ciudad, a penas tengo tiempo de estar y sí de mirar por los visillos de los días las pequeñas realidades que me encuentro.

Hemos empezado una Feria, nuevamente, estamos en agosto, aún no he pisado el Real, pero prometo contar la crónica de los días de fiesta en cuanto ande  por allí.

Las manifestaciones diarias según el TSJA molestan, hacen ruido, paran el tráfico y eso no está bien, el Delegado del Gobierno está tan feliz por esa resolución. Yo no sé muy bien donde anda la izquierda y la derecha en mi pueblo. Pienso  en mis usuarias que diariamente se manifiestan a pesar de los insultos de algunos paisanos y del calor que derrite. Supongo que ahora podrán seguir pero bajito, con los tambores “flojitos” y la Internacional susurrando.

Se ha aprobado la fundación que conmemora la conquista portuguesa, mi partido e izquierda unida ha votado sí, me gustaría que alguien me explicara donde anda la izquierda y la derecha en mi pueblo. Porque yo cada vez ando más disidente de las posturas tomados por aquellos que se llaman progresistas. Y de tanto mirar y ver no encuentro mi espacio.

El paro crece más en Ceuta que en ningún otro sitio, seguimos vendiendo un paraíso de playas a los peninsulares, la ciudad más española de España  con un barco carísimo mientras el turismo de Marruecos invade nuestras calles y el comercio local se vuelca en ellos, sin que la ciudad haya promocionado ni un ápice para generar riqueza  del único lugar que podemos tenerla.

Han prohibido las corridas en Cataluña, jamás he ido a los toros, ni a una matanza, ni a una pelea de gallos, pero eso quizás lo explique otro día.

Ahora me limito a mirar mientras no pasa nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: