Raras

 

 

 

Esta noche  en una terraza de verano, comiendo pinchitos y bebiendo cervezas, Paloma me decía: “¿Tú crees que soy rara?” La miraba entre divertida y extrañada: “a ver , raras somos todas”, le dije, “si quieres decir que a mi me pareces rara pues no, es decir no me pareces alguien extraño. Si entendemos raras como fuera de la norma pues qué quieres que te diga, que si, pero también habría que definir qué norma… la verdad que el adjetivo raro como el especial tiene demasiados significados.”

 

Creo que Paloma no se quedó contenta del todo, en esto vino Alba, llorosa y desesperada, recién despedida de su trabajo y sin posibilidades de encontrar nada según ella.  Aguantamos sus blasfemias y sus lloros durante quince minutos, mientras Paloma decía que inevitablemente abandonaba Ceuta con todo el dolor de su corazón…

A mi me duele que se vaya, creo que Ceuta la necesita y alguien que ama tan profundamente la ciudad debería seguir aquí. 

La conversación desvarió sobre la crisis, y cómo te enseñan en primero de Sociología que ante las crisis hay que ahorrar, recortar y suprimir lo superfluo, yo pensaba que es algo que mi madre sabe desde siempre sin haber hecho ni una Primaria completa.

 Alba nos hablaba de series que ve en dvd, yo le decía que las recupero normalmente por Internet porque hace muchos meses  que no veo la tele, Paloma comentaba que en su casa no hay televisión.

“Vale no  nos gusta la tele”, pensé, “no leemos revistas del corazón , ni siquiera nos gusta ir de compras.”

“A lo mejor somos raras. “

Hablamos de lo mal que andan repartidas las riquezas , Paloma cree que el mundo está mal hecho, Alba sólo miraba la inmediatez de su despido y yo pensaba que hacía demasiado calor en junio, algo extraño e improvisado. 

Nuestro querido Presidente de la Ciudad aparecía saludando a todos y a todas, prodigándose en aquella terraza donde tres mujeres analizaban lo inmediato y el futuro de la pequeña, dulce y marinera ciudad.

3 respuestas a Raras

  1. Alucino dice:

    Pués dile a tus amigas que asistan a las jornadas del volaor y la caballa que van a dar los señores de la federación de vecinos, gracias a las subvenciones que les dá el señor Vivas con el dinero del pueblo. O sea que los raros somos todos, aguantando como en epoca de crisis dan subvenciones para jornadas inutiles, habiendo cosas mas importantes que hacer con ese dinero, pero con el dinero baila el perro. Señores de la federación, menos samba y mas trabajar, empleen el dinero en talleres y cursos interesantes con futuro y salida para todos no en tonterias de volaores y caballas, jornadas de medioambiente y paellas, o sea que se os ve el plumero, pero ya sabemos todos de que pie cojea cada uno.
    Y perdona Africa, que escriba así pero es el único sitio donde puedo exponer mis ideas con claridad.

  2. Alcoro dice:

    Pues no sería mala idea poner de consejera o ministra de economía, a cualquier madre que sepa donde está lo supérfluo, y lo digo sin una pizca de ironía.
    Parece que la economía colectiva ha llegado a cero, el paro galopante, … y nuestros gobiernos siguen gastando, con una ligereza sin precedentes, el dinero de todos en mamarrachadas, mojigangas y títeres. De ningún modo se puede malbaratar, como quien lava, millones de euros en mantener caprichos de sabelotodos, ambiciosos, ni de nadie.
    El ejemplo de la federación vecinal vale para otros. Ahora mas que nunca cada organización debe cumplir su función, y si hay que hacerlo con lo imprescindible se hace a fuerza de inteligencia, para ser rico no tanto en medios sino en ideas.
    Algunas subvenciones son ocasión de fraudes arbitrarios e hipotecantes, que desembocan en acciones pesadas, que nadie sabe quién ha diseñado. Si alguien piensa que así está recibiendo apoyo desde instancias oficiales, debe de dejar de pensarlo ahora mismo. El movimiento vecinal es una cuestión social, y lo mas fructífero que pueden hacer los gobernantes es ocuparse de el cuanto menos mejor; Y desde luego dejar de trinconear a su costa, porque esto llega a parecer una gran cama redonda en que pernoctan juntos políticos y dirigentes vecinales, pernoctan y a veces hasta se identifican en la misma persona. Da la impresión que todo se reduce a un mercadeo para pagar favores o connivencias, en un “tápame tu que yo te taparé”.
    Lo dicho, mi madre o la tuya de consejeras, y veras como todos nos comemos el plato que nos ponga encima de la mesa sin rechistar, y ninguno se queda con hambre.

  3. caberna dice:

    “Más raro fue aquel verano que no paró de nevar” que dijo el maestro Sabina, ¿no?.
    Por cierto, la visita a Ceuta merecía una reflexión: http://alsurdelsur.wordpress.com/2010/06/03/a-juan-salas-un-ano-despues/

    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: