1 de mayo

 

Marruecos se descubría a las dos de la tarde con una primavera estallando en el verde y el amarillo de los pueblos mediterráneos.

Mientras subíamos y oía a Carmen decir mil veces qué bonito, como la mujer que es, que añora los campos de su tierra.

Yo miraba el mar que se perdía en un azul perfecto de un día de poniente.

El paisaje no tiene desperdicio: ves marismas, caballos, ovejas, dromedarios y todo lleno de colores,  dejas en cada curva  a la mujer dormida tras de ti.

Los molinos de viento me recuerdan a Tarifa, siempre pienso que es verdad que rompieron el Estrecho al pasar y dejaron dos mitades simétricas en dos continentes distintos.

Desde allí el Norte está muy cerca, demasiado cerca, nosotros nos adentrábamos en el Sur, buscando el mar nuevamente…  esta vez el Atlántico.  Queríamos ir a Tánger,  pero la carretera y los despistes de Manolo nos condujeron hacia Assillah… La ciudad nos regaló un pescado fresquísimo, el añil y el blanco y una Medina que me devolvía a los pueblos andaluces… todo era mágico, el olor de la teterías, las piedras semipreciosas, las sandalias de piel y de colores…, el regateo…

No encontramos con un periodista ceutí, los periodistas ceutíes son  como los japoneses que siempre andan en todos lados.

Cargadas con sandalias y collares de falso coral volvíamos a Castillejos, el pueblo fronterizo con mi tierra.  Allí la vida bulle en el comercio, y hay tanta densidad de gente que te sientes arropada.

En el mercado había lombardas, que me extrañó y aguacates…, las fresas rojísimas  las fue cogiendo Carmen, un gato robaba sardinas , las especias se mostraban  haciendo una amalgama plástica de colores y olores diferentes.

Los dátiles competían con las pasas y las telas mezclaban el dorado y la plata en sus dibujos… Gente de Ceuta comprando imitaciones  de todo.

Mujeres jóvenes paseándose sólo por el placer de ser vistas…

La noche nos sorprendió en la frontera.

Habíamos salido de manifestación a mediodía.  Tuve al grupo de batuka haciéndome bailar, mientras el sol nos hacía sudar por el Revellín.

La Ejecutiva de mi partido apareció pero se fue pronto, no anduvo ni cinco minutos con nosotros y nosotras.

 

 

 

 

2 respuestas a 1 de mayo

  1. Milano dice:

    …me recuerdas al Cela del Viaje a la Alcarría. Un beso.

  2. ´Rosi Sentís dice:

    ¿PUEDE HABER EN EL MUNDO UN LUGAR QUE ME GUSTE MÁS Y ME SIENTA MEJOR QUE EN ASILAH?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: