Talleres del Centro Asesor de la Mujer

 

 

Cuando estudiaba primero de BUP, de eso hace algunos años, el profesor de Dibujo que era de Fuerza Nueva, bastante antipático, con una fijación sexual  terrible hacia las adolescentes,  se empeñó en dejarme la asignatura para septiembre.

Recuerdo que me pasé el verano trazando líneas de tinta con un tiralíneas.

Me odiaba por se militante de Juventudes, por mi admiración por Goya y Van Gogh y porque no le hacía el más mínimo caso.

Si hubiera sido más simpática seguramente me habría dado en junio lo que yo merecía: un mísiero cinco, porque las Artes Plásticas nunca fueron mi fuerte. Pero yo hacía todos los ejercicios y no utilizaba el rojo en clase, como él ordenaba.

Así que me tocó un verano de dibujos lineales.

Al pasar a segundo podíamos elegir en el Instituto Femenino:  Diseño, con el profesor de mis suspensos, u Hogar.

Los adolescentes hombres podían elegir entre Diseño y Electrónica.

A mí me hubiera gustado aprender electrónica pero esa asignatura  me estaba  vetada por mi  condición sexual , así que abracé Hogar.

Con diecisesi años, mientras aprendía las declinaciones latinas, la Geografía Económica, la Física y la Química, y a comentar la “Vida es sueño”  de Calderón tenía que aprender a hacer un pollo en salsa, a bañar un niño y cómo convertir una merluza en una langosta a base temperaturas en el horno y minutos.

Nos enseñaban a estar guapas, a ser amables y a sentarnos… Recuerdo que mientras recitábamos con el corazón a Gabriel Celaya, una hora después me examinaba sobre la receta de  un pisto.

Sacar sobresalientes era tan fácil como aburrido.

Eran otros años y otros tiempos. Y la verdad es que aportarme  no me aportó nada  salvo la media de la nota final

Esta noche me he acordado de esta asignatura, la asignatura obligada para las disidentes de Dibujo. La asignatura para  las mujeres que no tenían gracia con el pincel y eran  relegadas a la cocina.

Leyendo veo la oferta de talleres del CAM (el Centro Asesor de la Mujer de mi ciudad):

 

 – YOGA

– INGLÉS PARA PRINCIPIANTES

– AEROFLAMENCO- AEROLATINO

– AQUAGIM

– LÍNEA HOGAR ( DECORACIÓN TEXTIL)

– INICIACIÓN Y PERFECCIONAMIENTO PUNTO DE MEDIA Y CROCHÉ

– PINTURA SOBRE TELA

– LA DIETA EN SU HOGAR

– PRIMEROS AUXILIOS EN EL DOMICILIO

– HIGIENE FACIAL, MANICURA Y PEDICURA

– AUTOMEJORA DE LA IMAGEN PERSONAL: PELUQUERÍA Y ESTÉTICA

– FLAMENCO

– BAILES DE SALÓN Y RITMOS LATINOS

– PILATES

– FOTOGRAFÍA DIGITAL

 

Todo un abanico para aquellas mujeres que deseen encontrar un puesto de trabajo. Tan fiel  a la demanda laboral ceutí que me ha dejado callada.

Lean ustedes mismos y  ustedes mismas y piensen u opinen. La verdad es que el CAM me supera.

 

6 respuestas a Talleres del Centro Asesor de la Mujer

  1. Altair dice:

    Parece para algunos, más que para otros, es díficil cambiar los esterotipos masculino-femenino. Pero tranquila, mi hija ya no tuvo que estudiar hogar y en mis clases de informática hay más mujeres que hombres. Asi que sin pausa se van viendo avances y creo que si fueran otros/as los/las que dirigieran ese centro asesor (esperemos que con el tiempo sea innecesario) tal vez los cambios fueran más rapidos.

  2. antonio fuentes dice:

    Además de todo lo expuesto por África hay que preguntarse la parte de culpa de muchos padres y madres que siguen perpetuando la manera machista de educar.

  3. Rosi Sentís dice:

    Los talleres me parecen los de la sección femenina pero queriendoles dar un toque de modernidad, como se puede comprobar de poco o nada sirven para la incorporación de la mujer al mundo laboral, aunque a lo mejor piensan que para que tanta formación como está el patio, que se distraigan un rato y que no incordien, que ya es bastante.Creo que Antonio Fuentes tiene toda la razón del mundo

  4. Ana Concejo dice:

    Durante la pasada legislatura en el que tuve el honor de gestionar la Concejalía de la Mujer siempre le decía a las asociaciones que ni cocina, ni costura ni bailes de salón que en todo eso ya eran expertas😀, aunque alguna mujer me pedía cursos de maquillaje.

    Lo cierto (y ahora en serio) es que el último ciclo de cursos de la Concejalía de la Mujer de Avilés trabaja la autoestima y el empoderamiento (un clásico), la Ley de Igualdad o te acercan a Virginia Wolf, Rosario Acuña y Betty Friedman: http://www.aviles.es/pdf/diptico-talleres-invierno2010.pdf

    El nombre no hace la concejalía, la hacen sus programas y acciones.

  5. Jejejejjeeeeeeeeeeeeeeeeeeejjjjjjjj!!!!!!!

    Se les ha olvidado el “petit puán”…

  6. […] es la misma que de emergencias para las víctimas de género. Donde en Centro Asesor de la Mujer, que desea convertirse en Instituto,  da cursos para que las mujeres se integren […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: