Centollos

CENTOLLO

Me gusta el marisco, como a casi todo el mundo. Me gustan los crustáceos y los bivalvos.
En mi tierra no son excesivamente caros, y a poco que quieras te lo puedes permitir. Mi favorito es el centollo, me encanta, ese cangrejo enorme, rojizo, con sus pinzas desafiantes tiene un sabor exquisito. Me gusta cocido, sin salsas, sin vino blanco ni historias de txangurro. A ser posible macho, conozco el sexo de los cangrejos. Y los machos están más ricos para mi gusto, sé que hay quien prefiere a  las  hembras.

Sólo tienen un problema: Están vivos.

Cuando bajas  a la plaza y encuentras un sábado cada pieza a tres euros, te dan ganas de llevártelos a casa y te los llevas.

Recuerdo que hace meses compré tres, más feliz que nadie pensando  regarlo con barbadillo, no al bicho sino a mi.

Cuando los compré el hecho de que se fueran moviendo en la bolsa me puso nerviosa. No le di importancia, aunque se movían cada vez con más ganas.

En casa al ver sus pinzas desafiantes me costó sacarlos de la bolsa y ante los movimientos torpes, los de los bichos,  y otros más torpes,  los míos,  acabaron en el suelo… mis gatas que habían andado curiosas ante la novedad al verlos moverse lentamente por el suelo salieron corriendo y yo no sabía muy bien que hacer…

Llamé a mi hijo, que ante la visión de los cangrejos avanzando con  pinzas agresivas  me dejó sola en la cocina. Así que mientras paseaban a sus anchas, con las gatas escondidas,  puse dos ollas al fuego, con sal y laurel.

Atraparlos fue una batalla, pero meterlos en la olla tuvo más que ver con una  terapia de supervivencia. Yo me repetía que no tienen cerebro, ni memoria y que no pasa nada. Mientras los metía gritaba, gritaba porque la visión me parecía demasiado cruel para mí… Chillaba y mis gatas andaban convencidas que el mundo estaba cambiando o algo malo pasaba…

Esperé y cuando pasó el tiempo recomendado los saqué y dejé que se enfriaran.

Los volví a meter en la bolsa y los llevé a casa de mis padres, allí descuarticé  los bichos, corté, preparé y ofrecí una bandeja de mariscos deliciosa.

Los acompañé de mejillones al vapor que no se mueven, o sólo lo hacen para abrirse un poco y de percebes que parecen más plantas que bichos.mejillones

Descorché el Barbadillo y toda la familia participó de la fiesta.

Como buena cristiana sé que en “el pecado llevo la penitencia” asi que una hora después la ebastina mitigaba mis  síntomas de  alergia.

genericos.ebastina

4 respuestas a Centollos

  1. Milano dice:

    Si te sirve de algo, mi perro no habría salido corriendo, pero se habría puesto derás de mí… ¡vamos, un bicho en su cocina!

  2. Arturo dice:

    Joder que cruel me ha parecido el tema, ya no como más marisco. Y yo que creía que los socialistas no comían marisco…seré gilipollas

    no pinches aquí

  3. Africa Puente Cristo dice:

    Jajajja, Milano, hay que ver como son los bichos que nos acompañan, ni los perros ni los gatos nos defienden y ya ves que los hijos huyen.

    Arturo cielo, los que no comen marisco son los judios, no pueden por la religión, supongo que los socialistas judios no comerán mariscos pero los demás no veo la incompatibilidad. Sería absurdo pensar que un socialista o una socialista sólo comiera arroz y patatas. Nosotros nos comemos todo. Besos.

  4. caberna dice:

    Tu comportamiento con los pobres centollos no tiene nombre. Lo correcto hubiera sido negociar con ellos, intentar que por propio convencimiento emprendieran el camino correcto, el de la olla hirviendo, claro. Pero es que el hambre no perdona y olvidas que hay que negociar… Alguna vez habría que hacer lo mismo con alguno, cogerlo por las patas y meterlo directamente en la olla, aunque después no te lo comieras (jeje).
    No sabía que fueras alérgica al marisco. De todas formas, veo que aún así no perdonas un buen atracón en su momento. Yo de esa alergia me he librado, por el momento me puedo poner de patas hasta las patas (y me pongo de vez en cuando)
    ¡Qué alegría de precios baratos de pescado y marisco tenéis en Ceuta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: