Demandas de divorcio

divorcio

Mis padres son mayores. Los Servicios Sociales cubren algunas de las necesidades de la gente mayor en Ceuta. La casa de mis padres siempre está llena de mujeres que realizan ayuda a domicilio: enfermeras, trabajadoras sociales y demás. Como suelen visitarlos varias veces a la semana acaban cogiéndoles cariño, y como yo siempre ando por allí de una manera u otra pues supongo que tambien a mi. Mi madre es divertida, les deja fumar en casa, les ofrece café o refrescos y las hace trabajar poco. Mi padre se queja de todos los dolores del mundo  pero tambien tiene buen humor, asi que no tienen problemas por tener la casa llena.

Muchas veces cuando tienen un rato libre, entre visita y visita aterrizan por alli.

Hay una mujer, divertida, con diez años menos que yo, que cuando coincidimos nos da por hablar de partidos y sindicatos. De la vida y sus hijas que aún son pequeñas. Lleva varias semanas queriendo verme, pero entre la Feria y los trabajos adicionales que salen en vacaciones no he parado.

Esta mañana venía yo cargada de sardinas, gambas y tomates, para ponerlas asadas y  hacer un salmorejo y la he visto alli, en casa de mis padres. Le he preguntado por el sindicato y al final, viendo la demanda en sus ojos,  por ella.  “Me estoy separando”. Ante la frase tan rotunda, llena de ganas de hablar, he buscado una cerveza y una coca cola y la he oído.

Ha hablado, me ha contado, he asentido y me he limitado a escucharla. Ella hablaba del miedo y la ansiedad pero de la seguridad de seguir para adelante. De los reproches del otro, de la culpabilidad que le arroja. Me ha recordado a mí.

He oído, durante una hora, la  he escuchado en silencio, mientras la preparación de la comida quedaba aparcada. Le he dicho la verdad: que es duro, es muy duro ser una sola cuando llevas muchos años siendo una mitad o la parte del otro, que algunos hombres no la miraran igual pensando que es terreno fácil, que habrá mujeres que la rehuirán por no seguir la norma y por el peligro de ser una mujer libre.

Que al final te ves sola con los hijos, que te llamaran de madrugada para saber si estás en casa, que vigilará tus pasos, que te culparán de todo y sentirás que la soledad es algo tan real como evidente. Y la culpa una terrible losa que tendrás que aprender a romper.

“Es que ya no lo quiero” El amor es el sentimiento más libre que existe, he pensado sin decírselo, le he sonreído y le he preguntado si tiene quién la acompañe. Que sabe mi teléfono y donde ando y sólo tiene que llamar.

Y sin querer he recordado  que hace catorce años andaba sola en el Juzgado,  sentada junto a un hombre esposado, algun que otro yonki extraño, esperaba que me dejaran pasar para tramitar mi demanda. Era julio, pero tenía mucho frío. Estaba temblando. ..

Entonces  juré, ante aquella sala enorme, horrible e impersonal, yo que jamás juro,  que mientras viviera no dejaría que ninguna mujer que conociera andase sola en aquel lugar.

Afortunadamente lo he cumplido.

Anuncios

5 Responses to Demandas de divorcio

  1. Kori dice:

    Me ha encantado tu blog, África!!! escribes muy bien y reflejas muy bien tu ciudad, esa gran desconocida en la península, y tus inquietudes sociales y políticas… sólo quería mandarte un besazo desde Madrid y decirte que te sigo…

  2. Africa Puente Cristo dice:

    Muchas gracias Kori, yo también me he asomado a tu blog y me parece muy interesante.

  3. Alma dice:

    Hola, leo siempre lo que escribes, siempre lo hicistes muy bien, digo, lo de escribir. Pero no estoy de acuerdo en que en el Juzgado estuvieras sola para poner la demanda de divorcio, a mi nunca me pediste que te acompañara a eso, y siempre quise que los hicieras, sin embargo, si me pedias que te acompañaras a otros sitios, a los que tú sabes que yo no estaba muy de acuerdo. Siempre pensé que lo mejor era la separación, por que lo necesitabas para salir de donde estabas, pero nunca me pedistes ayuda para salir de eso, nunca, si lo hubieras echo, te hubiera acompañado, con la misma seguridad con la que tu dices que has conseguido que ninguna mujer vaya sola a ello. Mira para atrás y recuerda aquellos tiempos, tu no sabias lo que querias, y yo no queria ayudarte a hundirte más, quería hacerte ver, que la salida no era la que tu encontrabas, sino la separación Un beso, ahora ya todo ha pasado, y ya no importa, pero no olvides, que no estuvistes sola, sino que no pedistes ayuda, porque creias que nadie te ayudaria.

  4. Africa Puente Cristo dice:

    Es cierto Alma, no pedí ayuda, en ningún momento digo que me dejararon sola, digo que yo fui al Juzgado y me vi sola. Nunca he culpado a nadie, supongo que no supe demandar ayuda, o no sabía el camino. Pensé que era lo suficiente fuerte para hacerlo todo sola. No me arrepiento, aquello sirvió de aprendizaje y me ha hecho tener más empatía hacia las mujeres . No sabemos los caminos que nos llevan hasta donde estamos pero todo tiene una razón.

    Muchas gracias por leerme, y por reencontrarte después de muchos años, tú tambien escribes muy bien.

    Besos.

  5. Alicia dice:

    En los momentos difíciles, y ambas sabemos mucho de eso, la verdad es que estás sola te acompañen o no.
    En realidad lo que se necesita cuando se sufre (al menos si eres mujer) es alguien que te escuche, cuando en tu casa nadie valora ya tu opinión, alguien que se preocupe, cuando tu eres normalmente quien se preocupa por todos y sobre todo saber que si dieras un mal paso a lo mejor es un cambio a mejor y hay gente detrás de ti para hacerte ver el camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: