Píldoras

postinor

La que se ha liado con la pildorita. Parece que cada vez que hay un método anticonceptivo donde la última decisión la tienen las mujeres escuece y hace saltar al sector más reaccionario de la sociedad española.

Mientras oía la noticia esta mañana pensaba que antes se dispensaba también pero en urgencias, es decir, tenías que pagar la penitencia pasando horas de espera, muchas horas en la mayoría de los casos, explicándole después el médico de turno que anda con paros cardiacos, caídas traumáticas, subidas de glucosa que vienes porque se te ha roto un condón o te has liado con la pasión y las copas y te da miedo tener un embarazo. Y el médico, profesional, llevando todo el tiempo salvando vidas de verdad perdía su tiempo pasándote una receta. Tú te sentías culpable y miserable de hacerle eso.

Ahora no, ahora vas a una farmacia y te la dan, eso si, bajo pago, igual que antes, pero sin hacer que un médico pierda el tiempo contigo ni robarle la vez a cualquiera a punto de morir…

Dicen que es una inyección de hormonas fortísimas, dicen que las menstruaciones no serán iguales, que nos dolerá el cuerpo y los ovarios, y no sabremos cuando empieza nuestro ciclo y cuando acaba. … Y a mí que me recuerda cuando le dieron por decir lo mismo con los anticonceptivos orales….

Es una bomba de hormonas, por supuesto, tambien lo es el embarazo, una bomba traumática abortar y una bomba real dejar que avance. Las hormonas son parte de la naturaleza de las mujeres, sus idas y venidas, sus altas y sus bajas escriben nuestra historia que tiene el ritmo de la luna y crece y descrece como las mareas. Las mujeres lo sabemos. Estamos acostumbradas a vivir con ello.

No creo que ninguna mujer use la píldora del día después como anticonceptivo, a nadie le gusta precipitar una regla, ni tener dolor de ovarios, al igual que nadie utilizaría el aborto como anticonceptivo, digan lo que diga los defensores de los linces ibéricos.

Pero ante lo peor es mejor elegir lo menos malo. Y sólo es eso, el derecho de elegir, la libertad de decidir qué queremos. Sabiendo los efectos secundarios, sabiendo los problemas de moral, conociendo lo que piensa la Iglesia y los hombres y mujeres del PP, es sólo nuestro derecho a elegir en libertad.

Lo demás más de lo mismo, pamplinas y machismos recubiertos de moral y de síntomas adversos.

Ya se casan las parejas del mismo sexo, la Ley del aborto sigue adelante y la píldora podremos comprala en las farmacias, quien no quiera que no lo haga.

Anuncios

2 Responses to Píldoras

  1. militante socialista dice:

    Este es un enlance que define con fino humor el asalto de la minoritaria progresia trilera que prostituye al partido historicamente de referencia de la clase trabajadora en España.

    PD: Despues nos quejamos de que en una unidad dependiente de delegacion nos encontremos a cierto ejemplar.Ya sabes los meritos: “Joven, mujer y porque mi papa dice que yo lo valgo”.

  2. luz mari dice:

    yo estoy de acuerdo contigo, sabiendo tú de las siglas que soy. un beso muy fuerte, te vere despues de domingo,espero que te acuerde de mi cuando este haciendo el examén en madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: