Lunes

femuce-004

 

Es lunes y estoy cansada. Me molesta empezar la semana llena de cansancio.

Hoy he tenido una batalla feroz con la Administración del Estado que he acabado ganando, un funeral extraño, unos compañeros de oficina esperando mis ideas para arrancar mientras yo intentaba recordar dónde había dejado la agenda…

He tenido hambre y ansiedad, no sé en que orden. A veces me habitan paralelamente.

Sigo cosiendo un majestuoso traje carnavalero que yo no escogí, ni diseñé. ..

Coser me aparta de la siesta, de mis ratos de leer, de mis conversaciones calladas con mis gatas.  Pero me trae la complicidad con mis amigas y descubrir que como costurera no podría ganarme la vida. Aún así le pongo empeño y voluntad, y algo de entusiasmo porque las mujeres de mi camino actual se lo merecen.

Con otras mujeres ando enredada  con las actuaciones del 8 de marzo, el Día de la Mujer que llena una semana entera. Recuerdo cuando hace muchos años yo aparecía por la oficina con rosas rojas  y me decían que estaba loca, o me llamaban “feminista” como insulto.

He celebrado muchos 8 de marzo desde entonces y he sido feliz muchos de ellos. Siempre me estresan y me relían, pero me gustan. Lo que pasa es que hay demasiadas actuaciones, reivindicaciones, y no sé como llegaré al nueve de marzo. Espero que entera.

Así que como ando tan liada, pero no quiero dejar de asomarme a este portal que me comunica con gente a la que quiero, aunque no le ponga cara,  y gente a la que no conozco pero sé que me leen. Y como sé eso de: “ la gente que me quiere y que me odia no me va a perdonar que me distraiga” os cuelgo un poema de Giaconda Belli que me recuerda a mucha gente y a mi también:

 

Uno no escoge el país donde nace;
pero ama el país donde ha nacido.

Uno no escoge el tiempo para venir al mundo;
pero debe dejar huella de su tiempo.

Nadie puede evadir su responsabilidad.

Nadie puede taparse los ojos, los oídos,
enmudecer y cortarse las manos.

Todos tenemos un deber de amor que cumplir,
una historia que nacer
una meta que alcanzar.

No escogimos el momento para venir al mundo:
Ahora podemos hacer el mundo
en que nacerá y crecerá
la semilla que trajimos con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: