Una tarde en el averno

 

averno

Me ha  llamado, como llaman los demonios cibernéticos, me ha mandado  un emeil desde el averno, diciéndome el día, la hora y el lugar… yo, hija de Lilith he acudido a su llamada sin hacer preguntas.

La curiosidad me comía por dentro, Mefistófeles esperaba mi llegada envuelto en una toga verde mar, no se la simbología supongo que cosas de demonios. Su aspecto era el de un humano real, tal vez los ojos profundamente oscuros y brillantes recordaban los abismos. La inmensidad  de quien ha vivido miles de años. No tuve miedo, mi naturaleza me ha hecho osada y atrevida,  él se cobijó de la luz y yo dejé que el sol me acariciara. El mar sonaba de lejos, el tiempo y el espacio se detuvo.

Es un hombre antiguo, culto, distinto, extraño, ajeno a las estatuas, a las flores y a las losetas de la Plaza de los Reyes. Es un hombre sabio, alquimista de arena y barro, educado en mil ciudades y experto en mil lenguas.

Hablamos durante horas  tejiendo enredaderas de humo y cafeína. Hablamos de Ceuta, la Satrapía la llama él. La dulce, pequeña, marinera y torera ahora. Llenita de contrastes, él no es tan suave como yo, sus definiciones son más rotundas. No le gusta la maldad de los políticos de aquí, le parece una maldad cateta, mezquina, interesada…

Me ha contado su secreto, él que sabe que yo lo intuyo desde siempre, desde que abandoné aquel paraíso y me exilié tan lejos. Conoce mi esencia de disidente, mi espíritu libertario y mi pasión desmesurada. Sólo con mirarme desata todas mis madejas.
 
Mi corazón y mi cabeza tienen la capacidad de comprenderlo. Y él lo sabe.

Ambos amamos esta tierra.

He bajado al averno, he conocido a Mefistófeles. Ya nada será como antes.

 

Anuncios

8 Responses to Una tarde en el averno

  1. laura dice:

    Ay Africa! Has descubierto quien es… Si tu supieras cuantas conversaciones entre compañeros han tenido como inicio “¿Y tú quien crees que es Mefistofeles?”. Después de media hora discutiendo nuestras opciones, la conclusión siempre es la misma: es mejor mantener la intriga y poder especular siempre sobre quien será.

  2. Antonio Gil dice:

    Un artículo muy bonito

  3. Veronique dice:

    ¡Qué envidia!

  4. Milano dice:

    …te vas a quemar, hija de Lilith.

  5. Ya se lo avisé Milano, pero le pudo la curiosidad…

    Gracias por la entrada querida bruja, te debo una.

    Besos

  6. Africa Puente Cristo dice:

    Laura, que va, no lo he descubierto ha sido cosa de él que se ha empeñado en conocerme. Y si supieras la de días con compañeros de partido y amigos elucubrando sobre quién es Mefis, pues todo equivocado. Vamos no he dado ni una.

    Antonio, bienvenido.

    Veronique, la próxima vez me acompañas al averno, que las brujas filólogas siempre vienen bien. Además así nos reimos todos.

    Milano, no me he quemado, lo mejor de la tentación es caer en ella, qué te voy a contar si tú eres un disidente iconoclasta. A disfrutar todos en el averno.

    Mefis ” estás cumplidon no me tienes que debé ná”

  7. lena197024 dice:

    SI ya, bueno el dia del orgullo gay todavia queda….
    Saludos no socialistas.

  8. caberna dice:

    ¡Lo que hubiera yo dado por poder estar presente en tan maravilloso encuentro! O por lo menos haber podido verlo por un agujerito… Y oír ese maravilloso diálogo que sin duda debió producirse. ¡Joé, qué envidia me dais!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: