Trapitos

 

carme

 

Mientras el mundo se sobrecoge por lo que ocurre en Gaza, mientras en España se cierra el año con el mayor número de parados de la historia. Mientras el frío toma Ceuta, donde hay unos trabajadores y trabajadoras  de un súper que llevan dos meses sin cobrar, un barrio donde no saben si subirán o no los autobuses y los empleados de la limpieza. Un proyecto de manifestación de las Asociaciones Religiosas Musulmanas a favor de Palestina (¿por qué en mi tierra  no podemos separar la política de la fe?) Mientras cada día nos cuesta más buscar el pan y la alegría en nuestro país surge el debate:

El nuevo look de la Ministra en la Pascua Militar.

Comentan los periódicos, los foros, los blogs, las radios, las tertulias de televisión, que si pantalones, que si pelo recogido, que si excesivo maquillaje… Haciendo invisible el discurso de Carme Chacón, y perdiéndose más en las formas que en el fondo.

Me parece patético y discriminatorio, me parece absurdo que a estas alturas se nos siga juzgando a las mujeres por nuestro aspecto más que por nuestra gestión política. Que haya “doctores en protocolo” (hombres)  que decidan si el modelito era acertado o no: el color, la forma… ¡Eran pantalones! Una mujer no puede ir de gala en pantalones. ¿Y eso quien lo dice? ¿Y por qué? Y si le apetece, hace frío o se le han hinchado las piernas. Y si no le gusta o no ha tenido tiempo de depilarse.

Ha sido más importante cómo iba vestida que el discurso en si. Eso, si llega a ser un Ministro no hubiera pasado. A ellos no se les cuestionan estas cosas. Nosotras tenemos que tener un fondo de armario más lleno que un fondo de ideas. La cabeza bien peinada más que bien amueblada. El maquillaje discreto a la par que natural.

Pamplinas. Hartita me tienen.

 A mi que la derecha no me gusta, y siempre, siempre cuestionaré a Esperanza Aguirre por su gestión y sus ideas, pero  hoy leyéndola me ha recordado el espíritu de sororidad feminista que tenemos que tener las mujeres, sobretodo las políticas, el espíritu que hizo que Clara Campoamor votará a favor del voto femenino en contra de su partido.

Hoy Esperanza me ha encantado: “Me niego a discutir sobre lo que una ministra lleva puesto. Como mujer que se dedica a la política, me indigna que sea motivo de discusión lo que nos ponemos, cómo nos cortamos el pelo… Eso no pasa con los hombres».

Si señora, las hijas de Lilith andamos con usted en eso.

 

Anuncios

5 Responses to Trapitos

  1. Rosi Sentís dice:

    Efectivamente,me parece indignante que estas cosas ocurran en un pais democrático y que se cree moderno y avanzado y para colmo gobernado por un partido socialista,la señora Chacón dió un buen discurso,creo que esta mujer vale su peso en oro,pidió más fondo para trabajos solidarios de las fuerzas armadas y un montón de cosas másy además estaba guapisima

  2. Veronique dice:

    Me uno a vosotras. Yo también estoy hartita de que a las mujeres se las juzgue por su aspecto únicamente (y en este caso así ha sido). África, en más de una ocasión hemos comentado eso de:
    – Oye, te vi en la tele.
    – Ah, ¿sí? ¿Y qué te pareció lo que dije?
    – No presté atención, pero ibas monísima.
    Chacón es una ministra de una gran valía.

  3. caberna dice:

    Sí, hijas, sí, que nos perdemos en las formas, que éste es el país del protocolo y de qué mona iba. Que aquí no importa lo que digas sino cómo lo digas y quién lo diga. Que digo yo que habrá que mantener un equilibrio entre el fondo y las formas, pero que lo importante es el fondo y que éste no puede quedar desdibujado por las formas. Que a mí me importa que una mujer ministra de defensa -la primera que tenemos- tenga las ideas claras sobre cuál debe ser la función de un ejército en tiempos de paz y sobre cómo hay que gestionar esa función y que me importa mucho menos (vamos, no me importa nada) si cuando va a un acto público lleva pantalones o falda, si se ha maquillado poco o mucho y si lleva el pelo suelto o se ha hecho un moño. Creo, esos sí, que tendrá que mantener unas formas mínimas de dignidad como mandatario y persona pública que es, pero ni más ni menos que si fuera un hombre. Y que ya está bien de chorradas… que si lo hiciera la derecha pondríamos el grito en el cielo.

  4. Ana Concejo dice:

    Africa, la cuestión es cosificarnos, criticarnos los superficial para hacernos parecer superficiales, quitarnos valor, a nosotras mismas y a lo que hacemos, o decimos. Jamás ocurriría con un hombre. Recuerdo cuando Zaplana criticó a la Vicepresidenta por “disfrazarse” es decir poner roapjes típicos del país africano que visitaba como señal de amistad y de agradecimiento a su hospitalidad. O como la portavoz socialista en Oviedo debe aceptar estas descalificaciones http://www.nubesnegras.com/2008/08/05/un-machista-llamado-gabino/.

    En este aspecto estoy declarada en rebeldia: Como dice mi querida Amelia Varcarcel “me niego a entrar en el estúpido juego de tener que demostrar el doble para tener que conseguir la mitad”

  5. Milano dice:

    Hoy la he escuchado en una entrevista que le hizo Gabilondo… esta mujer va para presidenta, con trapitos o sin trapitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: