Mentiras que ganan juicios tan sumarios

 

 

 

Me da miedo perder “las agallas,  en un banco de morralla”, como nos cuenta  mi amado Sabina en “Peces de ciudad”. Me siento, como dice él, “en el coro de Babel” desafinando muchas veces, navegando ligera de equipaje y  los sueños en “un cascarón de nuez”.

Hoy he estado en las Jornadas de Violencia de Género, que ha organizado la Federación Vecinal de Ceuta, la verdad que he trabajado tanto la violencia, el feminismo, la igualdad que casi nunca consiguen sorprenderme, aunque siempre me duele, afortunadamente. Espero que no se me haga callo en el alma.

De la organización, la elección de los ponentes y del apoyo logístico no voy a comentar nada, me unen lazos afectivos con algunos y  un poco de deontología por el tiempo que anduve con ellos.

Al menos no me han aburrido, no demasiado.

Me ha gustado mucho Alicia Montero, presidenta de Andalucía que ha explicado la labor que empezamos a hacer en Ceuta, en Andalucía y en todo el país un grupo de mujeres con las víctimas hace diez años, cuando no existía una Ley Integral de Violencia y el Gobierno del PP no la aprobaba. Recuerdo la ilusión de aquellos años y el valor que teníamos.

Nos hicimos mediadoras, formándonos primero y ejerciendo  después para primero oír, acompañar y ayudar a las mujeres. Eran tiempos dificiles donde no habia nada y se cerraban muchas puertas. Éramos voluntarias.

Me siento orgullosa de aquellos años, y oyendo a Alicia me sentía sórica y empática con ella.

Sigo siendo mediadora.

Después ha hablado un magistrado sobre la Ley Integral, ha estado bien, muy bien.

Y más tarde una Consejera del PP de la Asamblea de Ceuta  y una diputada del PP de Burgos que ha arremetido contra la Ley Integral. La primera ha leído el origen de la violencia y los perfiles bajados de Internet (su discurso está colgado por la red con distintos nombres), la segunda ha sido tan feroz contra el Gobierno de la Nación que los de Andalucía que venían invitados se han lanzado contra ella en el debate.

De mi partido nadie nos ha representado.

“En Macondo comprendí que al lugar donde he sido feliz no debiera tratar de volver”.

A lo mejor sólo estoy cansada.

“Y cómo huir cuando no quedan  islas para naufragar al país donde los sabios se retiran….”

 

 

 

 

Anuncios

4 Responses to Mentiras que ganan juicios tan sumarios

  1. “Son las dos y media”, pienso. Las dos y media del 12 de Septiembre de 1928; casi la misma hora de ese día de 1903 en que este hombre se sentó por primera vez a nuestra mesa y pidió hierba para comer. Adelaida le dijo aquella vez: “¿Qué clase de hierba, doctor?” Y él, con su parsimoniosa voz de rumiante, todavía perturbada por la nasalidad: “Hierba común, señora. De esa que comen los burros.”

    Gabriel García Márquez. “La Hojarasca”…

    Saludos desde el averno…

  2. Milano dice:

    Ingenuamente uno/a piensa que hay asuntos que deberían provocar unanimidad… ¿verdad?Pero parece que tales asuntos no existen. No te canses, chiquilla. Sigue, creo que te necesitamos.

  3. caberna dice:

    Seguimos “poniendo el carro por delante de los bueyes” y así no puede andar, claro. Seguimos viendo los asuntos importantes, -como el que has tratado hoy, África- bajo el pequeñito prisma de la ideología partidista. Imposible ponernos de acuerdo. Mientras tanto, unos por otros, la casa está por barrer. Ya sabes, “el Dorado era un champú”…
    Y, gracias por el regalo del vídeo de “Peces de ciudad”, en el que Ana Belén, esa musa de tanta gente y de tantas cosas, nos deja con la boca abierta. Muchas veces he ido cantando esa canción con ella en el coche, haciendo una segunda voz a su preciosa voz.

  4. Africa Puente Cristo dice:

    Mefis, gracias, tú no lo sabes pero Gabor es uno de mis favoritos, me enganchó con “Cien años de soledad” y aún sigo. A milos burros, los de verdad, vamos los del campo me inspiran ternura. A lo mejor veraneo en tu averno una temporada.

    Milano, guapo, que me canso pero me descanso, seguiré, es mi naturaleza. Y prefiero que me quieran a que me necesiten.

    Caberna, yo me sentí ayer como la canción de Sabina, pero quería ponerle voz de mujer, que es lo que soy. Me gusta que te guste esta canción.

    A los tres gracias, ni os imaginais la fuerza que recibo de vosotros. Haceis que me sienta menos sola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: