Desaparecer

 

 

    Un día, en esos talleres  de autoestima, empoderamiento, igualdad… que iba medio obligada porque lo convocaba alguna asociación amiga  y hay que ir, cortesía obliga. La psicóloga de turno, joven, recién licenciada y con ganas de poner en práctica todo lo que habia aprendido,  nos hacia preguntas, terapias de grupos y dramatizaciones mil… recuerdo que tenía que completar un montón de frases tontas, y una de ellas era “en algunos momentos me gustaría”… y yo puse desaparecer. Originó un debate que yo no esperaba ni quería, sólo quería desaparecer. Que me dejaran en paz con mis pensamientos y mis soledades, y tranquila.

Muchas veces deseo desaparecer, no morir ni dejar de existir sino desaparecer del lugar donde me encuentro.

Hoy he asistido, nuevamente a la concentración contra la violencia de género , a veces me pesa la educación que tuve sobre el compromiso porque hay que ver como cumplo en lo que me comprometo desde siempre, y pesa , a ratos duele y otras simplemente aburre.

La concentración en sí no ha estado mal, e incluso he bromeado con los hombres que miraban con frases antiguas “no nos mires únete”, a lo que no me han hecho caso.

Quizás ha sido la desidia que he notado en casi todas,  la responsable de la Unidad de Coordinación contra la Violencia de la Mujer, dependiente y garante en Ceuta de que se aplique la Ley de Integral ha rechazado hacer declaraciones a los medios, desde mi punto de vista de mujer es  una irresponsabilidad feminista y desde mi mirada de suspendida del partido, que ella comparte,  una barbaridad desaprovechar la ocasión que le dan los medios.

Algunas Presidentas de asociaciones aguantaban el tipo y posaban ante las cámaras por estar, también es cierto que había gente que se lo tomaba en serio.

Y yo quería desaparecer, tener una casa en Beliones, a los pies de la Mujer Dormida, cerca del mar, con un huerto para cultivar de todo, con un jardín llenito de violetas y margaritas, con mis gatas felices dormitando en los atardeceres. Con una cocina inmensa donde crear platos nuevos e improvisar en el momento, una casa llena de visitas de gente a la que quiero. Y un ordenador: tiempo para escribir y leer. Tiempo para mí. Tiempo para perder el tiempo mirando al norte…

Tiempo para desaparecer.

 

 

Anuncios

3 Responses to Desaparecer

  1. Milano dice:

    …tiempo para perder el tiempo mirando al norte… Es una constante, África. En su momento, siempre miramos al norte a pesar de tener al inmenso continente ahí detrás. Todos hemos mirado al norte…

    …aunque el amigo Caberna ahora lo tenga al Sur.

  2. caberna dice:

    … Y este lector se quedaría con casi todo el penúltimo párrafo. Me ha encantado lo de la casa a los pies de la Señora Dormida, el huerto… Y digo casi todo el párrafo porque lo único que no compartiría serían los gatos-as. Me dan alergia, creo que es al pelo, pero me pongo fatal, toso, lagrimeo, estornudo… En fin, perfecto no hay nadie, oiga (je, je)
    Un beso. El post es precioso.

  3. Africa Puente Cristo dice:

    Gracias a los dos por leerme, y ya sé que nadie es perfecto Caberna, que le vamos a hacer.

    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: