La plaza

 

 

    Esta mañana he ido al mercado, en mi tierra el mercado se le llama la plaza. Es curioso pero “haces la plaza”, es decir compras en el mercado. Cuando era pequeña en mi barrio había unos cuantos puestos de carnes, verduras y pescado y se le llamaba “la placilla”.

Con los años aprendí a llamarlo mercado, más que nada para que me entendiera la gente de fuera, pero en mi fuero interno la llamo plaza. Me gustan las palabras de la Ceuta antigua, quizás porque mis padres son muy mayores pero tienen una estupenda memoria que hace que sepa algunas de ellas.

De todas maneras en  las plazas españolas era donde se vendía y se compraba desde siempre. Con lo cual la palabra no es muy descabellada.

Cuando era pequeña recuerdo que en Haddu había una plazoleta donde se vendían alimentos y lo llamábamos zocos. El zoco de Haddu, el zoquillo de Benzú o los Rosales. Tenía el colegio al lado y vendíamos papel de revista a un musulmán que nos lo pagaba al peso, nosotros y nosotras,  mi cole era mixto, guardábamos el dinero para las misiones. Sin conocer la palabra hace treinta años reciclábamos.

De siempre me han fascinado los zocos, los mercados o las plazas. Me gusta la explosión de olores, colores y vida que desprenden. Si te da por observar es extraordinario ver la heterogeneidad de personas que lo visitan. Algunos con paso tranquilo, otros rápidos y feroces, muchos en chándal, otros con trajes y tacones…

Yo dependiendo del tiempo y las ganas pertenezco a uno o a otro grupo. Suelo ir cuando puedo porque adoro el pescado fresco, en mi tierra es una bendición tenerlo siempre así. No me gusta congelarlo y aunque picotee de un poquito de todo me gusta servirlo fresco en la mesa.

Hoy teníamos boquerones plateados, sardinas reventonas, jureles fresquísimos, caballas siempre, gambas, lenguados, salmonetes, voraces (besugos para los madrileños) conchas finas y coquinas….

Había también zafío (congrio para Neruda y el resto del mundo), que mira que me llevó treinta años poder saber que pescado era el que el poeta citaba en su oda.

Y todo olía a mar.

Así que en casa he improvisado una paella (arroz a la banda es su nombre oficial) con gambas, chipirones (puntillitas para los peninsulares) y mejillones. Y después una fritura de pescado con boquerones, salmonetes y pijotas.

Me encanta cocinar.

 

Anuncios

6 Responses to La plaza

  1. caballita dice:

    me encantas tia!!! vivo todo lo que escribes como si fuera yo misma! gracias por estos momentos que paso con tus vivencias.Un beso!

  2. Veronique dice:

    Para que te quedes tranquila, la segunda acepción de “plaza” en el DRAE dice que es un lugar ‘donde se venden los mantenimientos y se tiene el trato común de los vecinos, y donde se celebran las ferias, los mercados y fiestas públicas’. Creo que es una definición mucho más bella que la de simple “mercado” y refleja también la idea de encuentro, de comunicación, de espacio para compartir… que tú comentas. Con el paso del tiempo, lógicamente, el mercado ya no tenía lugar en la plaza, sino en edificios específicos, pero si algo caracteriza al léxico ceutí (¿sólo al léxico?) es su reticencia a las innovaciones, de ahí que aún conservemos palabras con tanto encanto.
    Disfruto leyéndote.

  3. Milano dice:

    Yo recuerdo (y debe ser uno de mis primeros recuerdos) cuando la parte baja de la plaza, la del pescado, estaba abierta al mar, debajo del “Puente Almina”, y hasta las barcas atracaban…

    …pero no puede ser, tengo 56. Lo mismo he asumido como propias las imágenes de algunas fotos… Me llama la atención la “fauna” (dicho esto con todo respeto) que sobrevive perfectamente adaptada al entorno de los mercados públicos y del puerto. Que se conocen todos los vericuetos humanos y físicos del lugar…

    Yo también disfruto leyéndote. Un beso.

  4. caberna dice:

    … Y más allá en el tiempo y el espacio, en otro barrio, el mío, donde el Hospital Militar terminaba y una calle más abajo -Alonso de Ojeda- daba paso a la playa junto al Barrio de San Antonio, había otra plaza redonda, donde el pescado del puesto de Manolo te llamaba con su plateado frescor, y la fruta y la verdura recién llegada de Marruecos cada día… daba gloria olerla. Cuando volví hace ya algunos años (después de muchos sin ir por allí) me alegró ver que habían hecho un mercado en condiciones, mi viejo barrio se le merecía.
    Siempre que volvemos a Ceuta de vacaciones, en verano, damos una vuelta por el Mercado Central, vemos el pescado y nos asombramos de su frescura y sus precios (para nosotros barato), paseamos por los puestos de fruta y verdura, las especias… Dejamos que el olor nos inunde el cuerpo y el alma. Después, al mediodía, bajamos al bar donde las almejas grandes (cariocas las llamábamos) con la salsa picantita y una cerveza, nos recuerdan otros tiempos, los del bar Almenta, cerca de la Hípica, y Ángel, en el Mercado de la Plaza Azcárate. Ahora las hacen buenas, pero la receta de Ángel era la mejor y se perdió, se llevó el secreto a la tumba.
    Gracias por llevarnos de paseo a la plaza. Siempre es un placer.
    Un beso.

  5. Franesco dice:

    Tengo que ir a Ceuta…

  6. Africa Puente Cristo dice:

    Gracias a vosotros. Yo sólo contaba lo que me gusta ir a la “plaza”.

    A cabaliita gracias por decir que vives lo que escribo, suelo escribir y hablar de la misma forma.

    A Veronique que es muy especial sentirme leida por ti, y ya conoces mi amor hacia las palabras.

    Milanito, tengo un grupo de amigas que van a la Ribera, la playa remodelada y para cortar camino entran en la “plaza”, pillan el ascensor, le dan al bajo y ale a la playa, tus recuerdos no son tan descabellados.

    Caberna, me lo he pasado de miedo este año en la verbena de tu antiguo barrio, uno de los pocos barrios que el presidente de la asociaón es de izquierdas. Pero sacan el procesión al santo, ya sabes la ciudad de los contrastes.

    Franesco, cuando quieras te vienes, te aconsejo el verano, pero cuando quieras de verdad, esta ciudad aún no la ha tocado girilandia.

    A todos nuevamente gracias, haceis que me guste seguir escribiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: