Ley del aborto (al fin)

Esta mañana me he levantado con la noticia, mientras el café se hacía  suavemente en la vitro oía la voz de Maria Teresa Campos en la tele anunciando la revisión, de la una nueva Ley del aborto de la ministra Aído.  Cuando  me tomaba el café y me maquillaba oía a los comentaristas estar a favor o en contra, y cómo todos no llegaban a involucrase claramente. Realmente me ha gustado, no se va a poner un cuarto ni  un quinto supuesto, no se van a ampliar o reducir los plazos sino que se va a hacer una nueva Ley, que intentará ser consensuada (realmente lo dudo conociendo a los reaccionarios que andan en la oposición  y tener a todos y todas la representación de la sociedad. Yo me conformo con que la Ley sea honesta y clara. Independientemente que estemos de acuerdo o no con la interrupción voluntaria del embarazo, independientemente de los credos y éticas de cada uno hay una realidad y es que en España se aborta, y se aborta mayormente por el tercer supuesto, porque bajo una cifra alta de dinero firma un psiquiatra que tu salud mental corre peligro si el embarazo sigue adelante. Y la gente paga, y el siquiatra firma y en España se aborta. Y eso no lo cambia ni los inmovilistas, ni la Iglesia ni el PP con sus razones éticas. Sólo que cuesta dinero y se hace en la sanidad privada. Con lo cual estamos siendo hipócritas ante una situación que se realiza diariamente en España bajo pago.

Así que ya va siendo hora, después de 23 años de cambiar las formas y el fondo. Más que nada por garantizar el derecho a la libertad a las mujeres, y el derecho a hacerlo bajo la sanidad pública. Nuevamente, de estas leyes progresistas se encarga el Gobierno del PSOE. Ya sé que después tendremos que sufrir las consabidas concentraciones sobre el derecho a la vida (curiosamente si hay que ir a una guerra ese derecho lo olvidan), el que nos llamen asesinas a las feministas (que la mayoría somos madre y sabemos más del asunto que ellos) que nos bombardeen sobre la vida de un cigoto de seis semanas mientras compran ropa y otros utensilios hechos por niños explotados… Pero la Ley seguirá adelante, como salió adelante la de violencia de género, la de dependencia, la de igualdad y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Y aunque la Ley exista, puedo asegurar que nadie se casa con alguien de su mismo sexo si no le apetece, ni recurre a la Ley de la violencia si no le hace falta, ni abortará por capricho.

Hoy no he hablado de Ceuta, pero es que a veces mi universo llega más allá del Estrecho.

Anuncios

2 Responses to Ley del aborto (al fin)

  1. […] más una reivindicación que una realidad, puesto que en España se aborta en clínicas privadas. Es un hecho que todos y todas conocemos, y ya lo hemos hablado en otras […]

  2. […] existía el aborto, no había cifras, hoy decía el Cardenal que ellos son los Santos Inocentes, y a mi me da rabia […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: