El año empieza en septiembre

Qué mañana más agitada, la gente piensa que el año se renueva cada uno de enero, pero yo ando convencida desde que soy chica que comienza en septiembre. El autobús ya iba retrasado, y más en el barrio que vivo que sale cada media hora, el barrio ha crecido pero se sigue manteniendo el mismo horario de hace treinta años. Nadie se le ocurre pensar que tenemos más necesidades, ni siquiera hay una sombra para protegerse del sol mientras esperas. Dentro de poco empezará a llover, empezarán los niños a ir al cole y todo será mucho peor.

El caso es que he llegado por los pelos a la oficina y me he reencontrado con los compañeros, todos y todas muy morenos, besos, contarnos lo bien que lo hemos pasado en vacaciones… a mi me han dicho que estoy más gorda, asi que me han dado el día, me molesta ese comentario, yo sé que estoy más gorda, no tengo más que mirarme en bikini o descubrir que los vestidos me quedan más cortos. No entiendo esa manía de decir algo evidente, tenía que haberles contestado “y vosotros más viejos”. Mi mesa rebosaba papeles que tenían polvo acumulado y olor a verano, creo que ellos y yo estamos aún convencidos que nos queda mucha playa y alguna que otra terraza de tertulias. Así que hasta que empiece el frío no pienso renunciar a la cerveza ni a las tapas. Además estoy cansada de la tiranía de los kilos que nos imponen siempre a las mujeres. Y gorda estoy, pero tengo una piel estupenda sin arrugas, se me ve rolliza y sana.

Después, al salir me he encontrado con carpas montadas en la Plaza de los Reyes (de la ciudad donde vivo), creo que todas las ciudades tienen una Plaza de los Reyes y una calle Real, somos unos monárquicos callejeros. Y andaban exhibiendo en las carpas montadas de manera improvisada las ocho provincias de Andalucía, unos señores vestidos de gitanos sobre el escenario, a pleno sol cantaban “Sevilla tiene un sabor especial”. Por lo visto vamos a hacer un convenio con Andalucía, y mañana celebramos con ellos el Día de la Autonomía. Cosas de casa. Se darán medallas, se dirán discursos, más o menos acertados, más o menos estudiados y ya está. Seguimos con Estatuto de Autonomía distinto y canijo (en mi tierra canijo significa flaco y no bajito), pero celebramos su día. Aunque no estoy muy segura que el señor De Meneses gobernara justo un dos de septiembre. Y ya que estamos podíamos haber hecho puente, que en eso los madrileños son los más listos del mundo y su día va después de un festivo para salir en caravanas hacia la playa. Es un poco raro incorporarse a trabajar, descansar después y volver, es como dos lunes en una semana.

En fin, que ya seguiré por aquí, escribiendo de las cosas que me pasan a mí en mi ciudad. Por cierto me llamo África Puente Cristo y vivo en Ceuta.

Anuncios

2 Responses to El año empieza en septiembre

  1. africapuente dice:

    Gracias Geógrafo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: