Premios 8 de marzo

 

 

rosa       

El 8 de marzo en mi ciudad se ha convertido en una jornada de premios, las asociaciones y la Ciudad premian a los que son afines a sus ideas de una u otra manera. Todo vale con tal de premiar la labor de la que calla o la que habla lo que apetece oír. Premios como churros donde el discurso tedioso y repetido volverá a llenarnos las orejas.

Las asociaciones copian al María de Eza institucional, no para competir, sino para repartirse el lujo de ser premiadas, repartir unos premios a unas militantes del pp o a unas simpatizantes o tal vez, a gente que ayuda que el pp tenga mayoría.

Mientras María de Eza, si es que alguna vez fue Gobernadora y no sustituta del marido, tiene que revolverse de donde ande por haber convertido su nombre en un capricho político, y las luchadoras vecinales se les tiene que poner en pie el estomago cuando brindan el premio a alguien que subvenciona sus actuaciones.

El 8 de marzo se convierte en una farsa feminista, donde la premiadas elaboran discursos sentidos y paritarios, mientras las juradas (mujeres del jurado) se reparten entre sus colegas las prebendas.

Se premian entre ellas, por ser buenas, feministas afines al poder, mujeres liberadas del yugo del patriarcado doméstico, subyugadas a otros patriarcados de cadenas invisibles donde la cerradura la maneja siempre un hombre. Y ellas asienten convencidas que hacen lo justo y lo debido. Mientras el color violeta se destiñe en un gris ceniza.

Me gusta el 8 de marzo, no olvido que mataron hace muchos años a unas mujeres por pedir los mismos derechos que los hombres en el trabajo, tejían un paño violeta que se quemó con ellas, mientras otras compañeras en la calle se manifestaban pidiendo pan y rosas. No olvido que la revolución bolchevique nació un 8 de marzo cuando las mujeres se echaron a la calle y convencieron a los soldados que necesitaban aceite para calentar las casas y cocinar.

El ocho de marzo es una manera de entender el feminismo, es una manera de entender el humanismo, la igualdad y la justicia sin derramar sangre en la lucha, la de las mujeres fue derramada muchas veces, pero ellas jamás atacaron con las armas. Pacifismo y feminismo siempre han ido de la mano.

Por eso me duele, me duele tanto en lo que se ha convertido en mi ciudad, me duele en la cabeza y en el estomago, en el pecho y en los ovarios.

Hay veces que duele y es costoso ser sórica.

About these ads

8 respuestas a Premios 8 de marzo

  1. Iván Chaves dice:

    Se puede decir más alto, pero no más claro.
    Chapeau!!

  2. Milano dice:

    Se premian entre ellas, por ser buenas, feministas afines al poder, mujeres liberadas del yugo del patriarcado doméstico, subyugadas a otros patriarcados de cadenas invisibles donde la cerradura la maneja siempre un hombre. Y ellas asienten convencidas que hacen lo justo y lo debido. Mientras el color violeta se destiñe en un gris ceniza.

    Yo digo lo que Iván, chapeau!!

  3. caberna dice:

    Tú no puedes verme, pero se me ha quedado cara de imbécil, con la boca abierta y asintiendo con la cabeza, leyendo y sin decir ni pío.
    Se ve que hay temas que te ponen las pilas, te aceleran el corazón y las neuronas, y te hacen escribir así de bien.
    Enhorabuena, amiga.

  4. Africa Puente Cristo dice:

    Iván, tú eres el periodista, así que me siento muy honrada por tus halagos. Bienvenido a tu casa.

    Milano, tienes razón el párrafo es muy bueno, al volver a releerlo me sorprendió, no salió del cerebro sino de los ovarios. Estaba muy enfadada. Cracias amigo.

    Caberna, lo que yo daría por verte la cara, leyéndome o no,verte, con eso estaría contenta. No me gusta ser dura escribiendo, ni arremeter contra nadie. Pero es un tema que conozco, y que he vivido muy de cerca, ya no, afortunadamente, pero aún duele.

    Gracias a los hombres de mi norte, y gracias a Iván de corazón.

  5. poeta dice:

    Es una pena que el feminismo “oficial” de Ceuta se haya convertido en una máquina encargada de dorarle la píldora al sillón de turno. Los premios que reconocen la entrega, el sacrificio y la lucha por un fin esperanzador y anhelado( el de la igualdad) se ha convertido en un mercado de trueque y un reconocimiento en forma de agradecimiento a los “servicios prestados”. Se disfraza el objetivo y la ilusión de la equidad con el antifaz del clientelismo. Como hombre y como feminista me da pena, pero me sigo quedando con el espíritu de mujeres luchadoras que he conocido y que día a día hacen que nazca una nueva esperanza reluciente en forma de libertad….

    http://medodologiapoetica.blogspot.com/

  6. antonio fuentes dice:

    Poco más se puede añadir, los anteriores comentarios lo han dicho todo.
    Estos premios olvidan a las verdaderas protagonistas y merecedoras: AQUELLAS MUJERES ANONIMAS QUE SIN PEDIR NADA A CAMBIO LUCHAN POR QUE EL MUNDO SEA MEJOR.

  7. Rosi Sentís dice:

    Estoy muy de acuerdo con todo lo expuesto, es realmente vegonzoso,pero en fin ,es lo que hay

  8. África. Poco más puedo decir. Tus amigos lo han dicho todo y muy bien. Solo quiero que sepas que mujeres como tu nos hacen mucha falta porqué parece ser que hay algunos lugares -demasiados, aun- donde el tiempo parece que se ha detenido.
    Mi blog es de BLOGGER, espero que esto no sea inpedimento para enlazarme contigo. si tu me das permiso, claro.
    Un saludo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: